Oposición dice que España necesita un cambio en la Presidencia

 4 febrero, 2013

Madrid. AFP Los socialistas españoles, principal partido de la oposición, pidieron ayer la dimisión del jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, tras aparecer su nombre en un escándalo de corrupción, al considerar que no puede liderar la salida de la crisis.

“Pedimos que abandone la presidencia del Gobierno y dé paso a otro presidente que pueda restablecer la fortaleza, la credibilidad y la estabilidad que necesita nuestro país”, dijo Alfredo Pérez Rubalcaba, líder del Partido Socialista español (PSOE), en una rueda de prensa.

Rubalcaba dio el paso de pedir la dimisión de Rajoy, en razón de que no puede dirigir el país “en un momento tan difícil, en el que tiene que hacer tantos esfuerzos, y en el que debe pedir tantos esfuerzos a los ciudadanos”.

“La moción de censura o las elecciones anticipadas son posibilidades que están ahí, pero creemos que lo que procede es un cambio en la presidencia”, afirmó el jefe de la oposición socialista, derrotado por Rajoy en el 2011.

El sábado, Rajoy negó ante la dirección de su Partido Popular (PP) haber recibido dinero sin declarar, desmintiendo las informaciones aparecidas el jueves en el diario El País , en las que citaban su nombre como uno de los supuestos beneficiarios de pagos ocultos.

“Nunca, repito, nunca he recibido ni he repartido dinero negro ni en este partido ni en otra parte”, afirmó Rajoy en su intervención ante la cúpula de su partido, que preside desde el 2004.

Rajoy descartó dimitir y anunció que hará públicos su patrimonio y su declaración de la renta.

Sin embargo, sus explicaciones no aplacaron la indignación popular, que desde hace meses asiste a un goteo constante de escándalos de corrupción, en un país con un desempleo que supera el 26% de la población activa y sometido a una dura austeridad.

Las sedes del PP han sido blanco desde el jueves de manifestaciones, todavía limitadas en número de asistentes.