El ataque se produjo en la zona de Kapedo de la región pobre, árida y recóndita del lago Turkana, donde las incursiones y los ajustes de cuentas entre comunidades son frecuentes.

 1 noviembre, 2014
Los residentes reaccionan después de los asesinatos en Hindi, en el condado de Lamu, en el este de Kenia.
Los residentes reaccionan después de los asesinatos en Hindi, en el condado de Lamu, en el este de Kenia.

Siete policías han muerto y otros 17 han desaparecido desde el viernes en el norte de Kenia, afirmaron el sábado fuentes policiales, que sospechan que una tribu local les tendió una emboscada.

"El número de policías muertos en el incidente del viernes se eleva a siete" y otros 17 siguen desaparecidos desde el ataque, afirmó un responsable policial que pidió el anonimato.

El ataque se produjo en la zona de Kapedo de la región pobre, árida y recóndita del lago Turkana, donde las incursiones y los ajustes de cuentas entre comunidades son frecuentes.

La portavoz de la policía keniana Gatiria Mboroki confirmó el ataque pero no quiso entrar en detalles.

El convoy policial atacado se disponía a realizar una operación de seguridad en la zona tras la muerte de cinco personas la semana pasada en otro ataque, informó la policía.

La escasez de pozos y de zonas de pastoreo exacerban los conflictos entre comunidades en la región, poblada sobre todo por ganaderos

Etiquetado como: