Con 108 votos a favor, tres en contra y dos abstenciones, la cámara alta aprobó la reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones

 30 abril, 2013

México. (AFP). El Senado de México completó este martes la aprobación de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, que limita el dominio de grandes empresas telefónicas y televisivas en un sector que atrae más de 32.000 millones de dólares cada año.

Con 108 votos a favor, tres en contra y dos abstenciones, la cámara alta aprobó la reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones, una iniciativa impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto y consensuada, antes del trámite legislativo, con la dirigencia de los dos principales partidos de oposición en el marco del llamado Pacto por México.

Entre otros objetivos, esta reforma pretende fomentar la competencia en el mercado de la telefonía, dominado por las compañías del magnate Carlos Slim ; y de la televisión, concentrado en las cadenas Televisa y TV Azteca.

La reforma prevé la licitación de dos nuevas cadenas de televisión privadas y una pública en formato abierto.

También contempla la creación del Instituto Federal de Telecomunicaciones, un órgano regulador autónomo para otorgar y revocar concesiones en reemplazo del Ejecutivo, que cuenta actualmente con esa potestad.

El mercado de las telecomunicaciones de México obtuvo ingresos por 395.254 millones de pesos (USD 32.134 millones) en 2011, el último dato disponible de la oficial Comisión Federal de Telecomunicaciones, el órgano que hasta ahora ha regulado el sector.

La iniciativa debe ser ahora ratificada por una mayoría de los congresos estatales y promulgada por el presidente Peña Nieto.

El mandatario presentó la iniciativa el pasado 11 de marzo en el marco del Pacto por México , un inédito acuerdo con los opositores Partido Acción Nacional (PAN, conservador) y Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda) para impulsar un paquete de reformas estructurales en el país, de las que ya ha sido también aprobada otra en materia educativa.