Senadores dicen que Teherán debe poner un alto al enriquecimiento de uranio

 14 octubre, 2013

Washington

El presidente de Irán durante su intervención en la Asamblea General de la ONU afirmó que las armas nucleares y de destrucción masiva 'no tienen lugar en la doctrina de seguridad y defensa de su país' .
El presidente de Irán durante su intervención en la Asamblea General de la ONU afirmó que las armas nucleares y de destrucción masiva 'no tienen lugar en la doctrina de seguridad y defensa de su país' .

Un grupo de influyentes senadores de Estados Unidos dijeron el lunes estar dispuestos a suspender la evaluación de una nueva serie de sanciones de ese país contra Irán si este aceptaba detener todo enriquecimiento de uranio.

Diez senadores, entre ellos el presidente demócrata de la comisión de Asuntos Exteriores, Robert Menendez, y el republicanos John McCain, le escribieron al presidente Barack Obama para participarle su posición, en una carta hecha pública este lunes, la víspera del inicio de las negociaciones en Ginebra entre los países del grupo P5+1 (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia, China y Alemania) e Irán.

Si Teherán acepta cooperar plenamente con la Agencia Internacional de Energía Atómica, cumplir con sus responsabilidades en el marco del Tratado de No Proliferación, acatar todas las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y detener inmediatamente cualquier actividad para enriquecer uranio, los senadores dijeron estar dispuestos a aguardar antes de adoptar una nueva serie de sanciones.

"En breve, Estados Unidos deberá considerar, con los demás miembros del grupo P5+1, un acuerdo inicial de 'suspensión a cambio de una suspensión', según el cual Irán suspendería todo enriquecimiento y Estados Unidos suspendería la aplicación de nuevas sanciones", propusieron.

La Cámara de Representantes adoptó en julio un texto reforzando las sanciones estadounidenses contra Irán y el Senado tenía previsto votarlas en el otoño boreal. Las nuevas sanciones previstas apuntan en particular al sector del automóvil y las reservas de divisas del gobierno iraní.