Resultado de discusión es incierto por la decidida oposición de los republicanos

 11 abril, 2013

Washington. (AFP). El debate sobre el control de armas de fuego en Estados Unidos superó el jueves un obstáculo importante en el Senado, que aprobó iniciar la discusión de una ambiciosa reforma legislativa cuyo resultado sigue incierto por la decidida oposición de los republicanos.

Un total de 68 senadores votaron a favor de abrir el debate, entre ellos 16 republicanos que dieron su apoyo a los demócratas, frente a 31 que rechazaron la iniciativa.

Pero el fondo del debate se extenderá hasta la próxima semana, cuando los republicanos prevén presentar decenas de enmiendas. En este contexto, pocos políticos o analistas se animan a predecir el resultado final del debate.

"El trabajo duro comienza ahora", admitió el líder de la mayoría demócrata, Harry Reid.

A través de su portavoz, Jay Carney, la Casa Blanca celebró la votación de este jueves, pero subrayó que se trata de un "primer paso". La votación más difícil tendrá lugar luego del fin de semana, probablemente el martes.

El objetivo es imponer verificaciones de identidad y de antecedentes judiciales y psiquiátricos antes de la compra de armas en ferias especializadas y por internet. En la actualidad, estas comprobaciones son sólo obligatorias en las tiendas de armas, salvo en aquellos estados que han aprobado sus propias leyes al respecto.

El texto, fruto de un compromiso anunciado el miércoles, no va tan lejos como preveía en un principio Obama, pero éste lo saludó como un avance positivo.

Etiquetado como: