Según un informe de la Policía Judicial, uno de los detenidos acudió a la Unidad de Policía Comunitaria de la localidad de Palma Real, para indicar que uno de los jefes de su frente quería atentar contra su vida y la de otros miembros de la unidad

 30 diciembre, 2013

Quito

Vista aérea del campamento que tenían las FARC en Angostura, territorio de Ecuador, en la frontera con Colombia, y donde Raúl Reyes fue sorprendido por un bombardeo de la Fuerza Aérea colombiana. Una bomba de alta precisión lo mató. | ARCHIVO/AFP
Vista aérea del campamento que tenían las FARC en Angostura, territorio de Ecuador, en la frontera con Colombia, y donde Raúl Reyes fue sorprendido por un bombardeo de la Fuerza Aérea colombiana. Una bomba de alta precisión lo mató. | ARCHIVO/AFP

Seis presuntos guerrilleros de las FARC se entregaron a la Policía ecuatoriana, en la zona de San Lorenzo (noroeste de Ecuador), fronteriza con Colombia, e indicaron que fueron amenazados por sus jefes, informó hoy el Ministerio del Interior.

En poder de los irregulares, cuatro hombres y dos mujeres, se encontró armamento y equipo militar y en su declaración dijeron que pertenecían a la "Columna Móvil Daniel Aldana Nariño", una unidad de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los seis presuntos guerrilleros se entregaron a la Policía Judicial de la provincia costera de Esmeraldas, en el sector de El Cangrejito, del cantón San Lorenzo.

Según un informe de la Policía Judicial, uno de los detenidos acudió a la Unidad de Policía Comunitaria de la localidad de Palma Real, para indicar que uno de los jefes de su frente quería atentar contra su vida y la de otros miembros de la unidad.

Tras esa denuncia, personal especializado de la Policía ecuatoriana acudió a la zona de El Cancgrejito, donde encontraron a los presuntos guerrilleros identificados como Guillermo V.V. (de 37 años) , José Ángel P.M. (23) , Eduardo Iván C.Q. (33), José Wilvio P.E. (24), Esmeraldas Colombia Q.A (36) y Carmen Rocío C.M. (19).

El proceso de identificación es coordinado entre la Interpol de Ecuador y Colombia y las fichas dactilares son verificadas en el país vecino para "establecer la verdadera identidad de los presuntos guerrilleros, así como también sus antecedentes", precisa el informe del Ministerio.

En la audiencia de formulación de cargos, que tuvo lugar el domingo en San Lorenzo, el juez de la causa ordenó la prisión preventiva, con fines de investigación, para cinco de los detenidos por el presunto delito contra la seguridad interna del país y sólo una mujer, en aparente estado de gestación, fue puesta en libertad.

Los detenidos fueron trasladados a Quito y recluidos en el "Centro de Rehabilitación Social Número 4", con fuertes medidas de seguridad.

Los presuntos miembros del grupo subversivo entregaron a las autoridades ecuatorianas armamento y equipo militar que incluía una carabina, un revólver, munición y mochilas, entre otros artículos.

Etiquetado como: