Se trata de un noruego, dos canadienses y un filipino

 21 septiembre, 2015

Manila.

Hombres armados no identificados secuestraron este lunes a un gerente de hotel noruego, dos canadienses y una filipina en una isla del sur de Filipinas, informaron autoridades.

El portavoz regional del Ejército, el capitán Alberto Caber, señaló que dos japoneses intentaron intervenir sin éxito, antes de que los atacantes escaparan con sus rehenes a bordo de una embarcación en Davao City, en la Isla Samal.

Caber señaló que, aparentemente, los perpetradores ya habían seleccionado a las víctimas cuando ingresaron al Holiday Oceanview Samal Resort en la punta norte de la isla, a unos 975 kilómetros (610 millas) al sureste de Manila.

Señaló que las autoridades no tienen sospechosos de inmediato. En 2001, combatientes de Abu Sayyaf intentaron una toma de rehenes en el Pearl Farm Beach Resort, al sur de Oceanview, durante una serie de secuestros al azar en el sur de Filipinas.

Las autoridades levantaron un bloqueo naval alrededor de la isla para evitar que los secuestradores lleguen a la isla Basilan, más al suroeste, el lugar en el que los miembros de Abu Sayyaf tienen bastiones donde retienen a los secuestrados mientras negocian sus rescates, apuntó Caber.

El grupo Abu Sayyaf cuenta con unos 400 hombres armados y fue declarado recientemente grupo terrorista por un tribunal filipino y está en la lista de organizaciones terroristas de Washington.

La policía identificó al ciudadano noruego como Kjartan Sekkingstad, el gerente del hotel, y dijo que los canadienses eran John Ridsel y Robert Hall. La mujer filipina está casada con uno de ellos.

El jefe de policía de la provincia de Davao del Norte, Samuel Gandingan, dijo a la emisora de la radio gubernamental DXRP en Davao City que tres hombres armados con rifles entraron al complejo turístico antes de la medianoche del lunes.

El grupo Abu Sayyaf tomó a docenas de rehenes filipinos en Basilan y a 21 personas, en su mayoría turistas europeos, en el hotel malasio de Sipadan en 2000. Además, en 2001 secuestró a tres estadounidenses y 17 filipinos del centro vacacional Dos Palmas en la provincia de Palawan, al suroeste de Manila.

Los insurgentes retienen aún a varias personas, incluyendo dos malasios, un observador de aves holandés secuestrado hace casi tres años, y al alcalde de un pueblo.

Etiquetado como: