Guerrilla pretende zonas de reserva campesina, pero otros grupos se oponen

 20 marzo, 2013

Bogotá afp. Mientras el presidente Juan Manuel Santos espera tener listo a fin de año un acuerdo de paz con las FARC, esa guerrilla plantea multiplicar las zonas de reserva campesina, una figura de comunidades autónomas prevista en la ley pero resistida por varios sectores.

Las FARC y el gobierno de Santos adelantan desde noviembre en La Habana un proceso de paz sobre una agenda cuyo primer punto, desarrollo rural, aún está en debate.

“Somos optimistas de que si seguimos como vamos, vamos a lograr, ojalá, la paz en este país, Dios quiera, antes de finalizar el año”, dijo Santos el lunes.

En las discusiones sobre el desarrollo agrario y en un escenario de posconflicto, las FARC proponen la creación de 59 zonas de reserva campesina sobre un territorio de 9 millones de hectáreas. Tal propuesta se basa en una ley de 1994 que estipuló zonas de reserva para comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas con ciertas condiciones de autonomía y de seguridad, aunque esa legislación nunca ha sido reglamentada.

Sin embargo, la idea de destinar 9 millones de hectáreas a zonas de reserva campesina que podrían quedar bajo influencia de las FARC, aun si la guerrilla abandona las armas, encendió las alarmas de diversos sectores. “El tema no va a ser como lo proponen las FARC porque eso conduciría a una constelación de republiquetas independientes”, dijo el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo.

El presidente del gremio de los ganaderos, José Félix Lafaurie, aseveró que “si pretenden ser enclaves políticos excluyentes de campesinos catequizados por la subversión, me niego”.