La Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó permitir que el jefe del Estado Mayor mantenga su cargo indefinidamente y que el Ejército tenga un mayor papel en la economía del país

 30 enero, 2014

Managua

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, envió un proyecto de ley al Congreso para otorgarle más funciones al Ejército de su país.
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, envió un proyecto de ley al Congreso para otorgarle más funciones al Ejército de su país.

La Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó permitir que el jefe del Estado Mayor mantenga su cargo indefinidamente y que el Ejército tenga un mayor papel en la economía del país, lo que concentra aún más el poder en manos del presidente Daniel Ortega y sus aliados.

Ortega fue uno de los líderes del levantamiento en los años 70 contra el dictador Anastasio Somoza y fue presidente hasta que fue derrotado en una elección en 1990. Desde que regresó a la presidencia en los comicios de 2006, ha implementado varios cambios jurídicos que le permiten permanecer en el poder indefinidamente, lo que ha llevado a sus electores a advertir de un regreso a la dictadura.

La votación sobre las fuerzas armadas ocurrió un día después que el Congreso, controlado por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de Ortega modificó la Constitución para eliminar el límite a los períodos presidenciales y una exigencia de que un candidato reciba por lo menos 35% de los votos para ganar los comicios presidenciales. Se considera ampliamente que ambas medidas allanan el camino a un cuarto período para el presidente Ortega.

Los cambios a la Constitución también dieron al presidente la autoridad para emitir decretos sin aprobación de los legisladores y permite a los policías y militares en activo ocupar cargos civiles en el gobierno.

Las modificaciones aprobadas el miércoles permiten al Ejército participar en la redacción de las leyes que gobiernan los archivos nacionales, bases de datos y el espectro radioeléctrico de las telecomunicaciones.

"Esta disposición se crea por razones de seguridad nacional" , dijo a los reporteros el legislador sandinista Edwin Castro.

Las nuevas leyes también dan a los militares la capacidad de ofrecer servicios de seguridad a empresas privadas, como el canal transoceánico que planea un empresario chino como rival al Canal de Panamá.

"Lo que puede verse es la intención clara de Ortega de manejar el Ejército según sus gustos y caprichos" , dijo el legislador oposicionista Luis Callejas. " De lo que se trata es que las fuerzas armadas se sometan a la voluntad de Ortega".

Dora María Téllez, antigua aliada de Ortega y ahora miembro de un movimiento sandinista disidente, dijo que los cambios jurídicos de esta semana están " hechos a la medida de Ortega, que quiere morir en el poder "

Ortega ganó un tercer período presidencial en 2011 después que la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua, dominada por sus aliados, anuló los límites a los períodos presidenciales. Sus opositores dijeron que los comicios fueron fraudulentos, y tanto Estados Unidos como la Unión Europea los criticaron por falta de transparencia.

Etiquetado como: