12 junio, 2013

Moscú. AFP. Los diputados rusos adoptaron ayer una polémica ley que sanciona con fuertes multas todo acto de “propaganda” homosexual delante de menores de edad y otra que prevé reprimir con penas de hasta tres años de cárcel las “ofensas a los sentimientos religiosos”, ambas muy criticadas por los defensores de derechos humanos.

El texto de la legislación en contra de la “propaganda” homosexual ante menores fue adoptado en su tercera y última lectura con el apoyo de 436 diputados. Solo un legislador se abstuvo de votar y no se registraron votos en contra.

Desde la adopción en primera lectura de la ley de finales de enero, se han presentado varias enmiendas y su titular se ha modificado, remplazando el término de “homosexualidad” por el de “relaciones sexuales no tradicionales”.

Una persona física se enfrenta a una multa de entre 120 y 150 dólares; una persona depositaria de la autoridad pública, a multa de entre 1.200 y 1.500 dólares, y una entidad jurídica, a entre 24.500 y 30.000.

Las manifestaciones de homosexuales están normalmente prohibidas en Rusia y son dispersadas por la Policía.

Unas 20 personas fueron detenidas en enfrentamientos entre militantes homosexuales y defensores de la ley ante la sede de la Duma (cámara baja del parlamento).

En Rusia abundan los discursos homófobos , en un país en que la homosexualidad se consideró un crimen desde la época soviética hasta 1993 y como una enfermedad mental hasta 1999.

Etiquetado como: