Arranca con fuerza cuestionando política económica del presidente

 3 octubre, 2012

Denver, EE. UU. (AFP). El candidato republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, arrancó con fuerza el miércoles el primer debate televisado de la campaña electoral en Estados Unidos en Denver (Colorado, oeste), acusando al presidente demócrata Barack Obama de dañar la economía.

"Me preocupa que el camino en que estamos haya sido infructuoso", dijo Romney en sus observaciones introductorias, y prometió: "Voy a recuperar la vitalidad para que Estados Unidos vuelva a funcionar".

También reiteró que si gana las elecciones de noviembre no aumentará los impuestos a los ricos.

Distendidos, ambos se dieron la mano al llegar al auditorio de la Universidad de Denver (Colorado, oeste) para un duelo a priori centrado en temas internos estadounidenses, durante 90 minutos, televisado a toda la nación.

Obama arranca esta serie de debates con una estrecha ventaja frente al ex gobernador Romney, pero tiene en su contra una economía que no despega.

El presidente aspira a convertirse en el segundo demócrata que logre un segundo mandato desde la Segunda Guerra Mundial.

Romney, abajo en casi todos los estados clave que decidirán quién gana los 270 votos electorales necesarios para obtener la Presidencia, busca un cambio radical en la carrera.

Aunque los temas centrales del debate serán la economía y el empleo, el prestigioso presentador Jim Lehrer, moderador del debate , afirmó de entrada que había escogido las preguntas y también su orden, sin consultar a los candidatos.

Etiquetado como: