Ryan propone recortar ayudas en salud y educación, denuncia estudio

 2 septiembre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

Washington. AFP y EFE. Con la nominación en el bolsillo , los candidatos republicanos Mitt Romney y Paul Ryan deberán convencer ahora a votantes decisivos en Estados Unidos, empezando por los hispanos, de que sus radicales propuestas de reforma del gasto público pueden beneficiarles.

Estrella del ultraconservador Tea Party, el candidato a la vicepresidencia, Ryan, es el principal ideólogo del programa económico de su jefe Romney, con recortes de impuestos para todas las capas de la sociedad, incluidos los más ricos, y un cambio fundamental de los programas de salud y de pensiones.

Ryan propone, entre otros, recortar inmediatamente un 19% del gasto no militar y cortar $810.000 millones del plan de salud para los más pobres Medicaid, que cubre a la mitad de los niños latinos del país, denunció esta semana la organización La Raza.

Ryan propone como parte de su programa un recorte de hasta 200.000 plazas en el programa de ayuda educativa para la infancia Head Start, que data de la década de 1960. “Más de un tercio de los niños en Head Start son hispanos”, dijo La Raza en su estudio.

La estrategia de Romney y Ryan, ratificada en sus discursos de aceptación, es pintar los problemas de EE. UU., empezando por el déficit, como algo que debe preocupar y unir a todos los ciudadanos.

“Los hispanos tienen las mismas prioridades y preocupaciones de todos los estadounidenses”, declaró durante la convención republicana el congresista cubanoestadounidense Mario Díaz Balart. Pero la tasa de desempleo entre los hispanos es dos puntos más alta (10,3% en julio en lugar del 8,3% de la media nacional), y las hipotecas impagadas han devastado a la comunidad desde hace cuatro años.

Del otro lado. A falta de brillantes noticias económicas y de una reforma migratoria, el presidente y candidato a la reelección, Barack Obama, tiene en su reforma de la salud su más ambiciosa baza política para la comunidad. La reforma sanitaria del presidente extiende hasta casi universalizar la cobertura médica a toda la población.

Los estudios de opinión más completos demuestran que un papel fuerte del Estado en el área sanitaria, al estilo de los países latinoamericanos o de Europa, es una idea que atrae a los hispanos.

Romney hizo campaña ayer en el estado clave de Ohio, donde criticó las promesas de Obama en creación de empleo. Por su parte, Obama visitó Iowa, otro de los estados claves, como parte de una gira de cuatro días que lo llevará hasta Charlotte, donde será nombrado como candidato oficial.