16 octubre, 2012

Birmingham, Reino Unido. AFP. Malala Yusafzai, la joven pakistaní herida por talibanes por su lucha en favor de la educación de las niñas, llegó ayer a Reino Unido para recibir asistencia médica en un hospital especializado en tratar heridas de guerra.

La menor de 14 años será tratada en el hospital público Queen Elisabeth de las secuelas causadas por el ataque que sufrió el nueve de octubre, cuando recibió dos disparos (uno en la cabeza y otro en el cuello) mientras regresaba a su casa.

La joven se salvó milagrosamente del atentado realizado a plena luz del día por combatientes del Movimiento de los Talibanes de Pakistán, aliado de al-Qaeda.

El Gobierno informó de que la partida de Malala era una medida preventiva porque “insurgentes habían amenazado con volverla a atacar”, indicó el ministro pakistaní del Interior, Rehman Malik.

El ataque suscitó numerosas condenas en el mundo. Yusafzai es conocida por su blog en urdú, alojado en la página web de la BBC, en el que denunció los actos de violencia cometidos por los talibanes en el valle de Swat, del 2007 al 2009.