La embajada estadounidense en Uganda advirtió de la "amenaza específica de ataque terrorista" este mismo jueves por la noche en el aeropuerto internacional de Kampala

 3 julio, 2014

Londres.

El Reino Unido reforzó la seguridad en los aeropuertos en respuesta a una advertencia de Estados Unidos y en medio de temores por el regreso de yihadistas europeos de Irak y Siria y el desarrollo de explosivos más difícilmente detectables.

Las autoridades no dieron detalles sobre las nuevas medidas de seguridad, pero el indicador británico del grado de amenaza terrorista permanecía en "sustancial" -el tercero de cinco niveles- y no fue cambiado.

"Tomamos estas decisiones basándonos en las evidencias de las que disponemos y trabajando con nuestros aliados", explicó a la televisión Sky el primer ministro británico, David Cameron.

"La seguridad de los viajeros es lo más importante, no podemos tomar ningún riesgo", añadió.

Joëlle Milquet, ministra de Interior de Bélgica, donde también se fortaleció la seguridad, dio detalles.

"Se trata sobre todo de examinar material electrónico, tabletas, ordenadores, celulares, para asegurarse de que no hay sustancias explosivas", dijo a la televisión RTL-TVI.

Una imagen tomada de un video de propaganda este miércoles, muestra al grupo yihadista del Estado Islámico de Irak en la provincia de Nínive, Irak.
Una imagen tomada de un video de propaganda este miércoles, muestra al grupo yihadista del Estado Islámico de Irak en la provincia de Nínive, Irak.

Paralelamente, la embajada estadounidense en Uganda advirtió de la "amenaza específica de ataque "terrorista" este mismo jueves por la noche en el aeropuerto internacional de Kampala, la capital del país.

La embajada habló de "una amenaza específica de ataque contra el aeropuerto internacional de Entebe a manos de un grupo terrorista desconocido este 3 de julio entre las 9 p. m. y 11 p. m. (hora local)".

El viceprimer ministro británico Nick Clegg y el ministro de Transportes, Patrick McLoughlin trataron de tranquilizar a la gente, justo al inicio de las vacaciones de verano.

"Es muy importante que trabajemos -como estamos haciendo- con nuestros aliados estadounidenses" para "que cuando se identifican nuevas amenazas, los aeropuertos de todo el mundo respondan a ellas", dijo Clegg a la televisión ITV.

McLoughlin dijo a Sky News que esperaba que "no se produzcan retrasos significativos" por culpa de las nuevas medidas de seguridad.

Un periodista de AFP estuvo en el aeropuerto de Heathrow, el más importante de Londres, y no observó colas más largas de lo habitual.

El personal de seguridad le comentó que estaba al corriente del fortalecimiento de las medidas de seguridad pero todo transcurría con normalidad.

Un experto en seguridad aérea, Philip Baum, dijo a la televisión Sky que probablemente se incrementarán los registros aleatorios de pasajeros y que todos tendrán que sacarse los zapatos para atravesar los arcos de seguridad.

Las autoridades estadounidenses dijeron el miércoles que había que reforzar la seguridad en aquellos aeropuertos de Europa y Oriente Medio con vuelos directos a Estados Unidos.

El anuncio se produjo en vísperas del 4 de julio, el día de la independencia de Estados Unidos.

"Estamos compartiendo con nuestros aliados internacionales información reciente y relevante", dijo en un comunicado el secretario (ministro) de Seguridad Interior de Estados Unidos, Jeh Johnson.

En los últimos meses, varios expertos contraterroristas estadounidenses han explicado que es posible que grupos extremistas hayan desarrollado nuevas tácticas para sortear los controles de seguridad.

Esto coincide con la inquietud que provoca el regreso de Irak y Siria de yihadistas europeos "curtidos en la guerra", en palabras del presidente estadounidense Barack Obama, y que podrían volar a Estados Unidos con sus pasaportes sin necesidad de visado.

Cameron, estimó que los militantes que vuelven de Siria e Irak son una amenaza mayor que los de Pakistán y Afganistán y cifró en 400 el número de combatientes británicos en las filas de la organización antes conocida como Estado Islámico en Irak y Levante (EIIL) y ahora Estado Islámico (EI) a secas.