El pasado miércoles 13 grupos rebeldes anunciaron que rompían sus relaciones con la Coalición Nacional, sostenida por los occidentales, para formar una alianza que incluye a la rama local de al-Qaeda

 30 septiembre, 2013

Alepo

 Rebeldes sirios alistaban armas para usarlas durante combates contra el régimen, el sábado, en Deir Ezzor. | AFP
Rebeldes sirios alistaban armas para usarlas durante combates contra el régimen, el sábado, en Deir Ezzor. | AFP

Las vacilaciones de Occidente para apoyar a los rebeldes moderados en Siria han fortalecido el control de los yihadistas sobre ellos, dando un creciente cariz islamista a la rebelión, afirman rebeldes en Alepo.

El pasado miércoles 13 grupos rebeldes anunciaron que rompían sus relaciones con la Coalición Nacional, sostenida por los occidentales, para formar una alianza que incluye a la rama local de al-Qaeda.

"Estados Unidos prometió a todos los sirios que no permitiría que al-Asad cruzara la línea roja (de un ataque químico) y que si lo hacía atacaría, pero al final no son más que mentiras. Ahora, el 70% de los habitantes de Alepo no confían en la Comunidad Internacional ni en las promesas de Occidente", declaró Abu Ammar, comandante de las tropas rebeldes en la Ciudad Vieja de Alepo.

"La gente está empezando a acercarse a la ideología de grupos como El Frente Nusra o el ISIS (Emirato Islámico de Irak y Levante) porque han visto como ellos sí que han venido a combatir y a morir por ellos. Llevamos 30 meses de guerra y Occidente sólo habla y da palmadas a los miembros del Consejo Nacional de Transición. La gente ya se ha cansado", sentencia este líder militar.

El general Abu Abeida, líder de la Liwa Derea Al Shabaa- otra de las brigadas islamistas que combaten en Alepo- va un paso más allá. "No se puede hablar de Siria desde Turquía. Nosotros no queremos ningún tipo de relación con los políticos que no estén dentro de Siria luchando con nosotros", sentencia.

Por su parte, Abdul Khader Al Salad, comandante en jefe de todas las operaciones en el norte de Siria de Liwad Al Tawhid se muestra mucho más diplomático.

"El Consejo Nacional de Transición y el ELS comparten el mismo objetivo que es la caída del régimen de Asad. Puede que la relación de cooperación entre ambos no sea buena, pero eso no significa que no nos ayudemos entre nosotros. Los dos buscamos la victoria aunque con métodos diferentes", dice.

"Empezamos a creernos el discurso de grupos como Al Nusra donde acusaban directamente a Occidente de apoyar a al-Asad. Ahora, las palabras de Bin Laden sobre América cobran sentido. Los americanos apoyan a todos los dictadores de Oriente Medio y si los quita es, simplemente, para poner a nuevos títeres", comentó Abu Ammar haciendo alusión al Consejo Nacional de Transición.

"Los islamistas son mejores que los occidentales porque son los únicos que de verdad nos están ayudando", recuerda Abu Ammar mientras añade que "no tenemos la misma ideología que ellos pero sí que compartimos el mismo objetivo que es derrocar al régimen de los Asad".

Este giro también ha transformado lo que esperan para Siria en el futuro. Muchos han pasado de desear un Estado democrático como Turquía a preferir un estado islámico donde la Sharia (la ley islámica) sea la punta de lanza de esta nueva Siria.

"Necesitamos un país islámico pero no basado en un islamismo radical. Hay muchos países que son religiosos y donde se usa la religión para legislar como el caso de Arabia Saudita", señala Abu Mohammad, jefe de la brigada Liwad Al-Tawhid.

"Estados Unidos y Occidente están creando un monstruo en Siria. Están radicalizando a la gente. Los sirios éramos independientes pero debido a la pasividad de Occidente nos hemos comenzando a alinear con al-Qaeda porque luchan y mueren por nosotros mientras el resto del mundo sólo mira", puntualizó.

Abu Ammar, comandante de otra brigada, es rotundo a la hora de hablar de al- Qaeda. "Todos los musulmanes tenemos un pequeño lugar en nuestros corazones que se llama al-Qaeda porque Occidente nos lo ha grabado a fuego durante todos estos años".

Etiquetado como: