3 octubre, 2013

Washington

El Capitolio fue cerrado por razones de seguridad al informarse de disparos cerca del Congreso, informó la policía.
El Capitolio fue cerrado por razones de seguridad al informarse de disparos cerca del Congreso, informó la policía.

El Capitolio, sede del Congreso de Estados Unidos, en Washington, fue reabierto hoy tras haber sido cerrado después de que se escucharan varios disparos en las inmediaciones del edificio, según informó la Policía, y hay al menos una persona herida.

De acuerdo con las primeras informaciones, el incidente comenzó en la avenida situada frente a la Casa Blanca e implicó a una mujer que iba en un vehículo.

Según el relato de los medios locales, la mujer intentó traspasar una barrera de seguridad de la Casa Blanca y a raíz de ello comenzó una persecución por parte del Servicio Secreto, el cuerpo encargado de la seguridad del presidente, que terminó en las inmediaciones del Capitolio, donde ocurrieron los disparos.

La gente que se encontraba frente a la Corte Suprema, al otro lado de la calle, fue obligada por las autoridades a entrar al edificio de la corte.

La policía dijo que tenía denuncias de disparos, y un agente de policía estaba herido.

Las autoridades realizan un gran despliegue en los alrededores para determinar de que se trata el incidente.

La Policía del Capitolio tiene a un sospechoso en custodia.

Noticia en desarrollo.