23 abril, 2013

Nueva Deli. aFP y EFE. La violación de una niña de cinco años, la semana pasada, en Nueva Deli, desencadenó una ola de protestas en la capital india en donde se reclamó la renuncia del jefe de la Policía.

Según informó la agencia de noticias EFE, varias organizaciones y partidos políticos pidieron que “se inicien procedimientos judiciales” contra los policías que no cumplen con su deber, como los que fueron acusados de no querer registrar la semana pasada la denuncia por la violación de una niña de cinco años y de sobornar, además, a su familia para no hacerlo.

El comisario de Policía de Nueva Deli, Neeraj Kumar, rechazó ayer presentar su dimisión para responsabilizarse por las negligencias del cuerpo policial en relación con este caso de violación.

La menor, que se encuentra ingresada en el hospital capitalino AIIMS, “ha mostrado signos de recuperación gradual”, aseguró un médico del centro, D.K. Sharma, quien aseguró además que la niña ha comenzado a tomar líquidos y comida “semisólida”.

La Policía india detuvo ayer a Pradeep Kumar, el segundo sospechoso de participar en el secuestro y la violación de la menor.

De acuerdo con las primeras pesquisas, la niña desapareció el lunes 15 de abril y fue violada y torturada en repetidas ocasiones.

Etiquetado como: