Comunidad internacional quiere obtener garantías firmes sobre la naturaleza estrictamente civil del programa nuclear iraní

 13 julio, 2014

Viena (AFP).

Irán destacó la necesidad de una confianza recíproca en las negociaciones sobre su programa nuclear, en respuesta al poco optimismo de los jefes de la diplomacia de las grandes potencias occidentales respecto a un avance rápido.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry (der.), se reunió en Viena con sus homólogos William Hague (Reino Unido), Laurent Fabius (Francia) y Frank Walter Steinmeier (Alemania) para intentar resolver las
El secretario de Estado norteamericano, John Kerry (der.), se reunió en Viena con sus homólogos William Hague (Reino Unido), Laurent Fabius (Francia) y Frank Walter Steinmeier (Alemania) para intentar resolver las "divergencias muy importantes" en las negociaciones con Irán.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, se reunió en Viena con sus homólogos William Hague (Reino Unido), Laurent Fabius (Francia) y Frank Walter Steinmeier (Alemania) para intentar resolver las "divergencias muy importantes" en las negociaciones con Irán.

"Un avance rápido hoy (domingo) es improbable. Vamos a ver nuestro margen de maniobra para realizar progresos antes del 20 de julio (fecha prevista para la firma de un acuerdo final), indicó el ministro británico de Exteriores.

John Kerry había evocado poco antes discrepancias importantes en las negociaciones.

La capacidad de enriquecimiento de uranio reclamada por Irán está en el centro de estos desacuerdos. El uranio podría servir para fabricar la bomba atómica, si bien un débil enriquecimiento sirve de combustible para la producción eléctrica en centrales nucleares.

"Es fundamental asegurarnos de que Irán no desarrollará el arma nuclear, que su programa es pacífico", añadió Kerry.

"La confianza debe ser recíproca", respondió Mohammad Javad Zarif, ministro de Relaciones exteriores de Irán, en su cuenta Twitter.

"No voy a participar en un juego de buscar culpables y de manipular. No es mi estilo. Pero sí me comprometeré en un esfuerzo sincero para llegar a un acuerdo", agregó.

Zarif manifestó que espera lo mismo de los negociadores del grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania).

La comunidad internacional quiere obtener garantías firmes sobre la naturaleza estrictamente civil del programa nuclear iraní, a cambio del levantamiento de las sanciones que asfixian la economía de este país.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, continuó su presión contra un eventual acuerdo, al asegurar que permitir a Irán enriquecer uranio sería un desastre para Estados Unidos y para los demás.

Desde la firma de un histórico pero temporal acuerdo en Ginebra en noviembre del 2013, las negociaciones continuaron para intentar lograr un acuerdo definitivo, que supuestamente debe quedar cerrado el 20 de julio.

Sobre una eventual prolongación de las negociaciones de común acuerdo, Hague indicó que era demasiado pronto para decirlo.

En caso de no llegar a un acuerdo, el jefe de la diplomacia francesa dijo que habían dos posibilidades: prolongar las negociaciones o decir que no hay perspectiva de acuerdo.

El jefe de la diplomacia alemana viajará desde Viena el lunes y el martes a Oriente Medio, donde está prevista también la visita de su homóloga italiana, Federica Mogherini. Italia asume la presidencia semestral del Consejo de la Unión Europea.