Mandatario cubano protagonizó un gesto sin precedentes antes del comienzo del oficio religioso, cuando se dio la mano con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama

 10 diciembre, 2013

Johannesburgo

El presidente de Cuba, Raúl Castro, ensalzó hoy a Nelson Mandela como "un ejemplo insuperable para América Latina y el Caribe, que a su juicio "avanzan hacia la unidad y la integración".

"La Humanidad no podrá responder a sus colosales desafíos ni a su propia existencia sin una concentración de esfuerzos entre todas las naciones como la que promulgó Mandela", dijo Castro en el oficio religioso oficial que se celebró en el estadio FNB de Johannesburgo.

Mandela fue "símbolo supremo de la lucha revolucionaria y un profeta de la unidad y de la reconciliación, que supo dirigir a su pueblo en la batalla contra el 'apartheid' y en el camino hacia una nueva nación", añadió.

Gracias a él, Sudáfrica "superó la esclavitud y la segregación racial", aseguró.

El mandatario cubano, Raúl Castro, recordó en el homenaje póstumo a Nelson Mandela la amistad del líder sudafricano con su hermano Fidel Castro y los vínculos creados por el apoyo cubano a los movimientos rebeldes africanos.
El mandatario cubano, Raúl Castro, recordó en el homenaje póstumo a Nelson Mandela la amistad del líder sudafricano con su hermano Fidel Castro y los vínculos creados por el apoyo cubano a los movimientos rebeldes africanos.

Según Castro, "Cuba tiene sangre africana, porque también luchó por la libertad y por el fin de la esclavitud, por lo que el pueblo cubano ocupa lugar especial en el corazón de los pueblos de África".

Castro protagonizó un gesto sin precedentes antes del comienzo del oficio religioso, cuando se dio la mano con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Un centenar de jefes de Estado o de Gobierno, Obama y Castro entre ellos, participaron en el oficio religioso por Mandela, que falleció el pasado jueves.

Además de encontrarse en el antiguo gueto negro de Soweto, donde Mandela vivió durante años, el estadio fue escenario en 1990 de uno de los primeros discursos pronunciados después de salir de la cárcel por el que fuera el preso político más famoso del mundo.

Cerca de cien pantallas han retransmitido la ceremonia en espacios públicos de todo el país y en otros tres estadios de Johannesburgo.

Etiquetado como: