Este viernes se conmemora el centenario del genocidio armenio

 24 abril, 2015

Estambul

Turquía apoya a grupos rebeldes que combaten en Siria contra el régimen del presidente Bashar al-Asad, respaldado por Irán, mientras que en Yemen, Ankara apoya y anunció que estudia dar respaldo logístico a los bombardeos árabes contra los rebeldes hutíes
Turquía apoya a grupos rebeldes que combaten en Siria contra el régimen del presidente Bashar al-Asad, respaldado por Irán, mientras que en Yemen, Ankara apoya y anunció que estudia dar respaldo logístico a los bombardeos árabes contra los rebeldes hutíes

Con motivo de las conmemoraciones del centenario del genocidio armenio, el presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, expresó sus condolencias a los descendientes de los masacrados en el Imperio Otomano.

"En este día, que tiene un significado especial para nuestros ciudadanos armenios, recuerdo con respeto a aquellos armenios otomanos que perdieron la vida bajo las condiciones de la Primera Guerra Mundial", declaró el presidente en un comunicado.

"Expreso mis condolencias a sus hijos y nietos", agregó Erdogan en la nota colgada en la página web de la presidencia turca, al calificar lo sucedido hace un siglo como "acontecimientos tristes".

Turquía rechaza con vehemencia calificar estas mascares como "genocidio" y se enfrenta por ello a varios países europeos, como Austria o Alemania, los dos aliados del entonces Imperio Otomano en la Primera Guerra Mundial.

El presidente alemán, Joachim Gauck, habló ayer de "genocidio" en una declaración pública.

Los partidos políticos del Parlamento austríaco emitieron el pasado miércoles una declaración conjunta en la que denuncian el "genocidio", al tiempo que destacan la responsabilidad histórica de Austria por las masacres como aliados de los otomanos en esa época.

Con motivo de una misa del patriarcado armenio de Estambul hoy, Erdogan destacó asimismo que "comparte de forma genuina el dolor" de los armenios.

"Además, quiero que sepáis que las puertas de nuestros corazones están abiertas a los nietos de los armenios otomanos, repartidos por todo el mundo", concluyó el presidente turco.

En todo caso, Erdogan aclaró que sus condolencias no solo se dirigen a los armenios sino a todos los grupos étnicos y religiosos que perdieron sus vidas en "circunstancias similares" en esa guerra.

Los armenios aseguran que las masacres que comenzaron hoy hace un siglo constituyen un "genocidio", un término jurídico que existe en el derecho internacional desde 1948.

Una veintena de países y parlamentos han declarado hasta ahora lo sucedido como " genocidio " , entre ellos, el Parlamento Europeo, Francia, Argentina y Rusia.

Etiquetado como: