Medida es para ayudar a salir de la crisis económica que atraviesa su país

 25 junio, 2014
Abdelfatah al Sisi fue elegido presidente con el 96,9% de los votos.
Abdelfatah al Sisi fue elegido presidente con el 96,9% de los votos.

El presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi, ha anunciado que renunciará a la mitad de su sueldo mensual de 42.000 libras ($5.859) y a la mitad de sus propiedades para ayudar a salir de la crisis económica que atraviesa su país, destaca hoy la prensa local.

Al Sisi pidió a sus compatriotas hacer sacrificios, en un llamamiento que se interpreta como un intento de preparar a la opinión pública ante próximas medidas de austeridad, como podría ser la reducción de los subsidios.

En una ceremonia celebrada ayer en la Academia Militar de El Cairo, el presidente instó a los egipcios que viven tanto en el país como al extranjero a donar dinero en cuentas bancarias que abrirán las autoridades.

También advirtió de que la confianza que el pueblo depositó en él al elegirlo presidente le obliga a adoptar medidas para que el país supere la crisis económica y el alto déficit del presupuesto del Estado.

“Es el momento de la unidad y del interés nacional. El déficit del presupuesto (2014-2015) aumenta, es decir, la deuda interna y externa superará los dos trillones de libras”, precisó.

Al Sisi adelantó que no podrá satisfacer ninguna demanda de mejoras laborales: “El país no podrá afrontarlo, es preciso que todo egipcio y egipcia haga sacrificios verdaderos”.

El mandatario aludía a la ola de huelgas laborales registradas durante los dos últimos dos años en el país para exigir a las autoridades mejoras salariales.

Desde la revolución de 2011, Egipto se ha sumido en una grave crisis económica lastrada por el déficit y la devaluación de la moneda local, debido entre otros a la reducción de las inversiones y del turismo a causa de la convulsa transición.

Las autoridades conversaron con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener un préstamo de $4.800 millones -aunque este no se concretó- y plantean reducir los subsidios a los combustibles y racionalizar aquellos destinados a alimentos básicos.

Etiquetado como: