Disturbios provocaron la muerte de tres personas y dejaron decenas de heridos

 14 febrero, 2014

Quito

El presidente de Ecuador, Rafael Correa
El presidente de Ecuador, Rafael Correa

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, manifestó este viernes "total apoyo" a su homólogo y aliado venezolano, Nicolás Maduro, tras los violentos disturbios en marchas estudiantiles que dejaron tres muertos y decenas de heridos.

"Sabemos muy bien lo que está pasando en Venezuela, sabemos muy bien de dónde viene la violencia: de esa derecha fascista que también quiere instalarse en Quito", afirmó el mandatario.

"De ahí nuestro total apoyo a alguien en quien confiamos de forma absoluta, nuestro compañero Nicolás Maduro", agregó.

Correa se hizo eco de las denuncias de su aliado contra la oposición venezolana, a la que tilda de "fascista", y alertó sobre el riesgo de que su gobierno también enfrente un boicot en caso de que sus adversarios conquisten la capital en las elecciones municipales del 23 de febrero.

"Es lo que buscan aquí, estructurar esa oposición para de forma violenta boicotear, boicotear" y "tener una situación como la de Venezuela", dijo el presidente ecuatoriano.

El miércoles miles de estudiantes marcharon en Venezuela contra la inseguridad, la inflación, la escasez de productos y la detención de compañeros, en la mayor protesta contra Maduro desde que sucedió en el cargo a Hugo Chávez, fallecido hace once meses.

Tras las marchas, estallaron incidentes entre estudiantes, fuerzas antimotines y grupos con distintivos del oficialismo, con un saldo de tres muertos y decenas de heridos y de detenidos.

Maduro, en un encendido mensaje por radio y televisión, denunció que en Venezuela había "un golpe de Estado en desarrollo".

Simultáneamente, la justicia emitió órdenes de arresto contra al menos tres opositores, entre ellos el líder del partido Voluntad Popular, Leopoldo López, bajo cargos de asesinato, terrorismo y asociación para delinquir.