Mandatario firmó este jueves un memorando en el que pide nuevas normas de pago, siendo esta una de las acciones ejecutivas de mayor alcance tomada en lo que va del año

 13 marzo, 2014

Washington

Barack Obama le pide a Vladimir Putin retirar las tropas de suelo ucraniano.
Barack Obama le pide a Vladimir Putin retirar las tropas de suelo ucraniano.

El presidente Barack Obama firmó este jueves un memorando presidencial en el que instruye al Departamento del Trabajo para que establezca nuevas normas para el pago de horas extra que permitiría que reciban el monto de una hora y media por cada hora extra trabajada.

El memorando es una de las acciones ejecutivas de mayor alcance tomada por Obama en lo que va del año.

Las normas beneficiarían a los trabajadores asalariados que ganan más de $455 a la semana y a aquéllos que no gozan del pago de horas extras porque se les considera como parte de la gerencia aunque su tarea de supervisión es mínima.

"Por desgracia, actualmente millones de estadounidenses no reciben los pagos extra que merecen" , destacó Obama durante una ceremonia en la Casa Blanca a la que asistieron trabajadores y empleadores.

El memorando no especifica cuáles serían las nuevas normas ni el umbral salarial, dejando la tarea específica al Departamento del Trabajo. No se prevé que haya propuestas concretas sino hasta fines de año.

El memorando refleja la promesa de Obama de dejar al Congreso al margen cuando sea necesario y actuar por sí mismo en iniciativas económicas. Por ejemplo, aunque ha instado al Congreso a que aumente el salario mínimo federal de 7,25 dólares a $10,10 la hora, ha toma una disposición ejecutiva para que se aumente al sueldo mínimo a los contratistas federales.

Los defensores de las nuevas normas señalan que las horas extras podrían beneficiar a millones de trabajadores. Los detractores dicen que pondría mayor carga sobre las empresas, especialmente pequeñas empresas y que en realidad podría costar empleos.