5 noviembre, 2015
 La líder opositora y nobel de la paz Aung San Suu Kyi ofrece una rueda de prensa en Rangún
La líder opositora y nobel de la paz Aung San Suu Kyi ofrece una rueda de prensa en Rangún

Rangún

La líder opositora Aung San Suu Kyi, cuyo partido es el favorito en las legislativas del domingo próximo, dijo este jueves que dirigirá el gobierno de Birmania y que la presidencia, función a la cual la Constitución le impide acceder, trabajará de acuerdo a la política que ella determine.

En caso de victoria "dirigiré el gobierno. Y tendremos un presidente que trabajará de acuerdo con la política de la LND (Liga Nacional para la Democracia)", su partido, dijo Aung San suu Kyi en una rueda de prensa en su casa de Rangún.

La líder opositora recibió a la prensa en su hogar, donde pasó 15 años en detención domiciliaria por orden de la junta militar que gobernó el país hasta 2011.

La rueda de prensa atrajo a centenas de periodistas locales y extranjeros, en vísperas de una elección que puede abrirle a la líder birmana el camino del poder.

"Estaré por encima del presidente", dijo en forma enigmática la Premio Nobel de la Paz, criticada por no compartir el poder en su partido.

La presidencia de la LND, en manos de la política birmana, no tiene sucesor designado.

La primera tarea del Parlamento elegido el domingo será elegir al próximo mandatario del país, un complejo proceso que no tendrá lugar hasta marzo.

Suu Kyi no podrá presentarse a causa de un artículo de la Constitución que impide el acceso a este cargo a las personas con hijos de nacionalidad extranjera. Los dos hijos de Suu Kyi son británicos.

Según la LND, ese artículo de la Constitución fue redactado con el exclusivo objetivo de impedir que Suu Kyi accediera a la presidencia.

Desde 2012, Suu Kyi ocupa un escaño en el Parlamento después de que su partido ganara ampliamente unas elecciones parciales.

En los últimos días los exgenerales que que quieren conservar los intereses de la junta han dado muestras de nerviosismo.

infografia
Varios dirigentes estudiantiles fueron detenidos y la presidencia advirtió contra las tentativas de imitar "la primavera árabe".

Aung San Suu Kyi no cerró la puerta a la formación de un gobierno de coalición. La LND compite en las elecciones legislativas con 90 partidos.

Sin embargo no aclaró si esa propuesta abarca al partido USDP actualmente en el poder.

Al parecer, Suu Kyi apunta más a los partidos que representan a las minoría étnicas del país, que constituyen más del tercio de la población del país.

La campaña electoral de Suu Kyi, la más mediática de todas, abarcó todo el país y los actos tuvieron mucha afluencia, pero ante la ausencia de sondeos resulta difícil evaluar las intenciones de votos de los 30 millones de electores convocados a las urnas.

Aung San Suu Kyi dijo por otra parte que, contrariamente a lo que pretende el gobierno, por el momento "el proceso electoral no es totalmente libre y justo".

Etiquetado como: