Una estatua gigante del fallecido papa Juan Pablo II de la que se dice es la más elevada del mundo fue inaugurada el sábado en el sur de Polonia.

 13 abril, 2013

Polonia (AP). Una estatua gigante del fallecido papa Juan Pablo II de la que se dice es la más elevada del mundo fue inaugurada el sábado en el sur de Polonia.

El arzobispo Waclaw Depo develó el monumento en honor del pontífice polaco en la ciudad meridional de Czestochowa, sede del monasterio de Jasna Gora, el centro de peregrinación más importante de este país predominantemente católico.

La estatua blanca de fibra de vidrio tiene una altura de unos cinco pisos, casi 14 metros (más 45 pies) , en una colina que domina la ciudad.

Fue financiada por el empresario Leszek Lyson en gratitud por lo que dice fue la intervención del Santo Padre en la salvación de su hijo cuando estaba a punto de ahogarse.

Juan Pablo II, que encabezó la Iglesia católica durante 27 años antes de morir en el 2005, sigue siendo muy admirado en su país.

Etiquetado como: