Corte Internacional de Justicia rechazó argumentos de Nicaragua sobre presuntos daños ocasionados por la construcción de la trocha

 27 diciembre, 2013
Oficiales de la Fuerza Pública realizaron un recorrido por la margen costarricense del río San Juan los días miércoles y jueves de la semana pasada para conversar con los pobladores sobre las aeronaves. | ÉDGAR CHINCHILLA
Oficiales de la Fuerza Pública realizaron un recorrido por la margen costarricense del río San Juan los días miércoles y jueves de la semana pasada para conversar con los pobladores sobre las aeronaves. | ÉDGAR CHINCHILLA

Managua

El Consejo Nacional de Universidades de Nicaragua (CNU) informó hoy de que conformará una comisión de especialistas ambientales de Nicaragua y extranjeros para profundizar el supuesto impacto que sufre el río San Juan a causa de una carretera construida al otro lado de la frontera, en territorio costarricense.

La decisión, divulgada este viernes en un comunicado, busca que las diez universidades que conforman el CNU, en su mayoría públicas, junten esfuerzos con otras instituciones universitarias y científicas de Latinoamérica y el Caribe, Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia, con quienes tienen convenios de cooperación, para la investigación.

Hace dos semanas la Corte Internacional de Justicia (CIJ) rechazó, por falta de argumentos, las medidas cautelares solicitadas por Nicaragua con relación a lo que considera como daños causados por Costa Rica al río San Juan, al construir una carretera junto a su cauce.

El objetivo del CNU es “ generar conocimientos técnicos y científicos para el manejo y uso sostenido de los recursos naturales y el desarrollo económico, social y humano del departamento de Río San Juan ”, según el documento.

Nicaragua y Costa Rica sostienen un litigio en la CIJ, en el que Managua reclama daños ambientales del gobierno costarricense al río San Juan, mientras que San José asegura tener potestad sobre un humedal de 2,5 hectáreas en el extremo este de la frontera que Managua pretende como suyo y al que ha causado daños que la Corte le ordenó reparar.