10 julio, 2013

Washington. AFP. Las tres mujeres que fueron secuestradas y violadas durante una década por un hombre en Cleveland , Ohio (norte de EE. UU.) difundieron ayer un video para dar las gracias a todos los que les han ayudado y respetado su privacidad tras recuperar la libertad.

“Gracias a todos. Espero ansiosa mi nueva vida”, confesó Michelle Knight, de 32 años, en un video de tres minutos publicado en YouTube, en el que también agradecen a todos los que han donado dinero para que reconstruyan su vida.

“Tal vez he vivido un calvario, pero soy suficientemente fuerte como para caminar por el infierno con una sonrisa, con la cara bien alta”, agregó, sin dejar de sonreír.

“Cada día me siento más fuerte y conservar mi privacidad me ha ayudado inmensamente. Pido a todos que nos den tiempo para tener una vida normal”, dijo, por su parte, Amanda Berry, de 27 años, la mujer que destapó el caso cuando logró escapar.

Gina DeJesús, de 23 años y la más tímida, solo dio las gracias por el apoyo. Aparece con sus padres, los cuales agradecen los donativos y hacen un llamado a todos los padres con hijos desaparecidos a que soliciten ayuda de los vecinos.

Es la primera vez que hablan en público, luego de que Berry escapara con su hija Jocelyn, de seis años y nacida en cautiverio, al lograr que la viera un vecino sacando su mano por una puerta cerrada.

Ariel Castro, de 52 años, está acusado por secuestrar, violar y provocar abortos a las mujeres.

Etiquetado como: