Según las autoridades el fenómeno se degradará a depresión tropical

 6 octubre, 2014

México

Simón, que se degradó en las últimas horas de huracán a tormenta tropical, avanza este lunes hacia la zona central de la Península de Baja California y genera lluvias de torrenciales a intensas en el noroeste de México, informó el Sistema Meteorológico Nacional (SMN).

El organismo precisó en un comunicado emitido a las 7 p. m., hora local, que el fenómeno meteorológico se encuentra a 275 kilómetros al suroeste de Punta Eugenia, en el noroccidental estado de Baja California Sur.

Simón, que alcanzó el fin de semana como huracán la categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, registra ahora vientos sostenidos de 85 kilómetros por hora y rachas de hasta 100 kilómetros por hora.

La tormenta, que avanza hacia el nor-noreste a 13 kilómetros por hora, genera lluvias intensas (150 a 250 milímetros) en los estados de Baja California, Baja California Sur, Sonora y Sinaloa, así como muy fuertes (75 a 150 milímetros) en Nayarit.

También se esperan precipitaciones fuertes (25 a 50 milímetros) en Chihuahua y Durango y oleaje de 1 a 3 metros de altura en la costa de la península de Baja California.

El huracán Simón pierde su intensidad mientras avanza frente a la Península de Baja California y genera potencial de lluvias de intensas a muy fuertes en el noroeste de México.
El huracán Simón pierde su intensidad mientras avanza frente a la Península de Baja California y genera potencial de lluvias de intensas a muy fuertes en el noroeste de México.

De acuerdo con el pronóstico, el fenómeno se degradará mañana a depresión tropical.

Los expertos del SMN prevén que Simón impacte en la parte central de la Península de Baja California entre el miércoles y el jueves como una baja presión remanente.

Las autoridades recomendaron a la navegación marítima extremar las precauciones en las inmediaciones del sistema y a la población de los estados mencionados estar atenta a los avisos de Protección Civil.

Además, advirtieron sobre el riesgo de deslizamientos de laderas, desbordamientos de ríos y afectaciones en tramos carreteros por las constantes lluvias registradas en los últimos días.