Se esperaba que la nevada alcanzara al menos medio metro, pero los indicadores de zonas como Central Park registran un nivel de nieve de dieciséis centímetros

 27 enero, 2015

Nueva York

La tormenta de nieve, que paralizó Nueva York y otras ciudades importantes obligó a cancelar unos 7.000 vuelos.
La tormenta de nieve, que paralizó Nueva York y otras ciudades importantes obligó a cancelar unos 7.000 vuelos.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, afirmó hoy que la tormenta de nieve que se registró en el noreste de Estados Unidos en las últimas horas fue "menos destructiva" de lo que se había previsto y anunció una serie de medidas para volver a la normalidad.

"Prefiero estar en la situación de que 'tuvimos suerte' que en otra en la que digamos que 'no tuvimos suerte y la gente muere'" , afirmó Cuomo en una rueda de prensa para hacer un balance de la situación cuando el temporal ya estaba remitiendo.

Aunque para la ciudad de Nueva York, la más poblada de Estados Unidos, se esperaba que la nevada alcanzara al menos medio metro, los indicadores de zonas como Central Park registraban un nivel de nieve de dieciséis centímetros esta mañana.

Cuomo confirmó que la prohibición de circular con vehículos que no fueran de emergencia quedó levantada para la ciudad de Nueva York y otros condados vecinos.

Cuomo anunció que el estado instalará próximamente un sistema meteorológico exclusivo para Nueva York, que será "el más sofisticado del país".

También señaló que el metro de la ciudad de Nueva York, el sistema de transporte público que utilizan a diario unos seis millones de personas, volverá gradualmente a la normalidad en las próximas horas.

Etiquetado como: