11 abril, 2014
Esta casa, en la localidad de Nagarote, sufrió serios daños como consecuencia del sismo.
Esta casa, en la localidad de Nagarote, sufrió serios daños como consecuencia del sismo.

Managua. AFP. Un fuerte sismo de 6,1 grados en la escala de magnitud de momento estremeció ayer el territorio de Nicaragua, donde se registraron al menos 24 heridos y 139 viviendas parcialmente dañadas, informó el instituto sismológico de Estados Unidos.

“El sismo fue sentido en toda la costa del Pacífico y tenemos reportes de que también en el centro del país”, afirmó el director del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención a Desastres (Sinapred), Guillermo González, en rueda de prensa.

El movimiento telúrico se sintió a las 5:27 p. m. y tuvo su epicentro a unos 20 kilómetros al norte de la capital, en las cercanías del volcán Apoyeque, con una profundidad de 10 kilómetros, según el Centro Nacional de Información de Terremotos de Estados Unidos.

“El epicentro fue muy cerca de los municipios de Nagarote, Mateare”, del occidental departamento de León, “y en una zona de Managua y por eso fue muy sentido en la capital”, explicó González.

El presidente Daniel Ortega denó decretar alerta amarilla y la suspensión de las clases en los departamentos de Managua y León para que la población tome medidas de precaución, tras registrarse más de 350 réplicas –de las cuales al menos seis fueron superiores a 5 grados– ante la posibilidad de que continúen en las próximas horas, indicó el funcionario.

Dijo que también activaron los comités de emergencia en ambos departamentos porque “no se puede predecir qué puede ocurrir en las próximas horas”.

González informó de que había 24 personas lesionadas en las localidades de Nagarote y Mateare.

También se registran 139 viviendas con techos desplomados y paredes caídas en Nagarote, Mateare y Momotombo, del departamento de León, y en Managua, donde también se reportó un derrumbe de tierra al sur de la capital.

El movimiento meció las casas e hizo que las personas salieran de sus viviendas en Managua y los departamentos de Jinotega, Matagalpa y Carazo, según el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), que reportó el sismo con una magnitud de 6,2 grados en la escala de Richter.

El movimiento tuvo como causa una falla local en la cadena volcánica de Nicaragua.

La capital quedó sin fluido eléctrico a causa del temblor, el cual se fue restableciendo poco a poco, sobre todo en Managua.

El gobierno ordenó la evacuación de quienes viven cerca de los escombros del terremoto que destruyó Managua en 1972 para ubicarlos en áreas más seguras.

El diario La Prensa informó de que en el hospital de León se evacuaron pacientes porque las paredes del local se agrietaron.

El sismo se sintió en El Salvador y en el norte de Costa Rica.

Etiquetado como: