Proyecto no tiene mayor posibilidad de avanza en el Congreso, dominado por los republicanos

 13 septiembre
Simpatizantes del senador Bernie Sanders expresaron este miércoles 13 de setiembre del 2017 su apoyo a un proyecto de ley para universalizar la cobertura de la salud pública en Estados Unidos.
Simpatizantes del senador Bernie Sanders expresaron este miércoles 13 de setiembre del 2017 su apoyo a un proyecto de ley para universalizar la cobertura de la salud pública en Estados Unidos.

Washington

Los estadounidenses recibirían atención médica simplemente mostrando una tarjeta emitida por el gobierno y no tendrían que pagar más por deducibles y otros gastos adicionales, de acuerdo con una propuesta de ley dada a conocer el miércoles por el senador independiente Bernie Sanders que apunta a universalizar la cobertura de salud pública en el país.

La descripción de Sanders no tiene detalles específicos sobre el costo y los modos de financiamiento de su plan.

Sanders dio a conocer la medida el mismo día en que senadores republicanos revelaron detalles de su nuevo esfuerzo para anular y remplazar la ley de salud del expresidente Barack Obama, conocida como Obamacare.

El martes, Sanders dijo en una entrevista que su plan podría pagarse "de forma progresiva" . Sus asistentes dijeron que casi seguramente sería financiado por primas ajustadas por ingresos que la gente pagaría al gobierno, desde ninguna para los pobres hasta cuotas más altas para ricos y corporaciones.

La medida no tiene chances de convertirse en ley con Donald Trump en la Casa Blanca y los republicanos en control del Congreso. Pero representa los esfuerzos hacia una cobertura universal que eludieron la ley de Obama del 2010 y son un objetivo clave de la base liberal del Partido Demócrata.

"Hoy (miércoles) lanzamos la larga y ardua lucha para acabar con una vergüenza internacional, el hecho de que Estados Unidos sea el único gran país que no garantiza a sus ciudadanos el acceso a atención de salud", dijo Sanders, rodeado de legisladores, médicos y activistas en una sala del Senado.

"Pienso que en una democracia, deberíamos hacer lo que quiere el pueblo estadounidense", asgregó, en alusión a sondeos que indican un creciente respaldo al concepto.

Su propuesta expandiría el Medicare, el seguro médico para los ancianos, a todos los estadounidenses. Sería introducida gradualmente en un período de cuatro años y las personas y negocios no deberían más primas a las aseguradoras.

Eco en el Partido Demócrata. El ala progresista del Partido Demócrata respalda la propuesta, que haría la cobertura de salud menos costosa y complicada para muchas personas y empresas. Extendería la cobertura a los 28 millones de estadounidenses que siguen sin seguro pese al Obamacare.

El senador independiente Bernie Sanders se refirió este miércoles 13 de setiembre del 2014, en Washington, a su plan para dar acceso a todos los estadounidenses a la salud pública.
El senador independiente Bernie Sanders se refirió este miércoles 13 de setiembre del 2014, en Washington, a su plan para dar acceso a todos los estadounidenses a la salud pública.

Un año después, cuando Trump busca revocar el Obamacare, el planteamiento de Sanders seduce a la nueva guardia demócrata: Kamala Harris, Cory Booker, Kirsten Gillibrand y también a la veterana Elizabeth Warren, todos potenciales contendientes de Trump en el 2020.

"Si millones de personas se expresan y se involucran, no tengo ninguna duda de que este país aprobará un sistema de cobertura pública universal antes de lo que se cree, y la salud finalmente se convertirá en un derecho en Estados Unidos", manifestó Sanders, un "socialista" independiente vinculado a los demócratas.

No menos de 17 de los 48 senadores de la bancada demócrata apoyan la iniciativa, considerada tan radical durante los debates por el Obamacare en el 2009 que fue rápidamente marginada por la entonces mayoría demócrata. Pero en un Congreso controlado por los republicanos no es factible que el texto sea aprobado, o incluso debatido.

En Estados Unidos, la gente cuenta con un seguro médico privado, a menudo pagado por sus empleadores, o por el Estado federal para los de menores recursos (programa Medicaid), o para los mayores de 65 años (Medicare).

Es precisamente Medicare, una institución sagrada en Estados Unidos, la que Sanders propone extender a toda la población.

El senador de Vermont publicó varias opciones para financiar su "Medicare para todos": a través de las empresas, de los hogares, o solamente de los hogares de mayores recursos.

Veto republicano. Para los republicanos, cualquiera sea la alternativa, el resultado es el mismo: "Excesivamente caro para todos", según el senador John Barrasso.

Consultado sobre el plan de Sanders y el apoyo demócrata, el representante republicano Tom Cole fue contundente.

"Están cometiendo el error más grave en sus vidas", afirmó. "Pero creo que su partido se está moviendo en esa dirección".