12 julio

Washington

La mayoría republicana del Senado de Estados Unidos relanzará el jueves un nuevo intento por reformar la ley de cobertura médica conocida como Obamacare, bajo presión del presidente Donald Trump, aunque las divisiones internas se mantienen vivas.

El texto, que abrogaría parcialmente la ley de salud impulsada por el expresidente Barack Obama, debió adoptarse en junio, pero un grupo de senadores conservadores, por un lado, y moderados, por otro, obligó a los líderes republicanos a devolver el proyecto para su revisión.

Partidarios del sistema de cobertura médica Obamacare se manifestaron el 28 de junio de 2012 en Washington, DC.
Partidarios del sistema de cobertura médica Obamacare se manifestaron el 28 de junio de 2012 en Washington, DC.

Se trata de una de las promesas electorales centrales de Trump: sepultar al Obamacare, al que describe como una costosa socialización de la medicina estadounidense.

Pero el nuevo proyecto tampoco reúne los votos necesarios para ser su aprobación: en realidad, los republicanos no se atreven a borrar de un plumazo la amplia reforma de Obama, que ha permitido reducir a un nivel históricamente bajo el número de estadounidenses sin seguro médico (10% en menores de 65 años).

Una primera versión del proyecto de reforma republicano fue adoptado en la cámara baja.

Para intentar su aprobación, el Senado postergó dos semanas el inicio de su receso de verano.

Etiquetado como: