Persisten desacuerdos con Rusia

 14 marzo, 2014

Londres

Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov (izq) y el secretario de EE.UU, John Kerry, juntos antes de reunión en Londres.
Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov (izq) y el secretario de EE.UU, John Kerry, juntos antes de reunión en Londres.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, indicó este viernes que su país no reconocerá el resultado del referéndum ilegal de Crimea y expresó su profunda preocupación por el despliegue militar ruso en la frontera con Ucrania.

En una conferencia de prensa al término de un largo encuentro en Londres con el titular ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, que calificó de sincero, Kerry dijo que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dejó claro que no tomará decisiones hasta que este domingo se celebre la consulta popular en Crimea.

“Estados Unidos quiere que se respete la soberanía de Ucrania”, apuntó Kerry, quien entre otros temas trató con su colega ruso, en una larga conversación de seis horas, la creciente inquietud que provoca en la población ucraniana el despliegue militar ruso en la frontera.

El secretario de Estado norteamericano mostró su preocupación por el envío de fuerzas rusas a Crimea y a la frontera con el sureste de Ucrania.

El jefe de la diplomacia estadounidense insistió también en que no están poniendo en cuestión los derechos de Rusia. Pero que si se toman las decisiones equivocadas, entonces habrá consecuencias, como ha hecho en los últimos días, pues las leyes internacionales deben ser obedecidas y protegidas.

El responsable del Gobierno estadounidense señaló además que es Ucrania quien puede autorizar la celebración del referéndum sobre la soberanía de Crimea y que el resultado de la consulta del domingo no será reconocido ni por su país ni por la comunidad internacional.

Para Kerry, Rusia tiene varias opciones ante sí como apoyar la autonomía de Crimea y que, si el Parlamento ruso ratifica el voto del domingo, significaría una anexión por la puerta trasera de la península.

“Sería una decisión de enormes consecuencias con respecto a la comunidad global”, apuntó Kerry.

Previamente, en una conferencia de prensa separada, Serguéi Lavrov pidió respetar la voluntad que exprese la población de Crimea este domingo en las urnas y reconoció que persisten las diferencias con Estados Unidos tras la reunión de Londres.

Etiquetado como: