El debate podría ser suspendido si se acepta una solicitud de la defensa

 23 julio, 2015

Guatemala ACAN-EFE Un tribunal de Guatemala celebra hoy jueves una audiencia contra el general golpista José Efraín Ríos Montt (1982-1983), acusado del delito de genocidio, pese a que un informe psicológico lo declaró incapacitado para seguir el proceso.

El Tribunal B de Mayor Riesgo, encargado de los casos de alto impacto social en el país centroamericano, acogerá, este jueves en la mañana, el inicio del juicio contra Ríos Montt.

La defensa del imputado confirmó que este no acudirá por el peligro que representa para “su propia vida y su salud” trasladarse del domicilio.

La defensa presentó el lunes dos solicitudes: una para pedir la “suspensión definitiva” del proceso por la incapacidad de Ríos Montt y otra para explicar por qué el acusado no acudiría a la audiencia.

Uno de los miembros del equipo de Ríos Montt, Jaime Hernández, indicó que el Tribunal le notificó ayer que se pronunciará sobre los dos requerimientos este mismo jueves, durante la sesión.

Hernández adelantó que ayer mismo presentaría otra acción, una “exhibición personal”, en la que detalla que su patrocinado fue sometido a varios exámenes en los que el diagnóstico no es favorable y, a pesar de ello, el proceso continúa.

Sin notificar. El abogado del Centro de Acción Legal para los Derechos Humanos (CALDH), Héctor Reyes, comentó que, hasta ahora, el Tribunal B, que preside la jueza María Eugenia Castellanos, no les ha notificado de una posible suspensión de la audiencia.

Ríos Montt, de 89 años, quien gobernó Guatemala con puño de hierro entre marzo de 1982 y agosto de 1983, fue declarado “mentalmente incapaz” para enfrentar un nuevo juicio por la masacre de 1.770 indígenas ixiles y mayas, perpetrada durante su mandato.

También está acusado su antiguo jefe de inteligencia militar, el general José Rodríguez, por la matanza realizada en el departamento noroccidental de Quiché.

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) publicó un informe el 7 de julio, donde aseguraba que el acusado sufría un deterioro cognitivo que lo incapacitaba para enfrentar el proceso por genocidio y delitos de lesa humanidad.

Por este mismo hecho ya fue condenado a 80 años de cárcel en mayo del 2013, aunque la sentencia fue anulada diez días después por la Corte de Constitucionalidad, la mayor instancia judicial del país.

No obstante, ese tribunal ordenó un nuevo juicio para el 5 de enero pasado, aunque los abogados de Ríos Montt recusaron a la jueza encargada y la Corte Suprema de Justicia decidió que sea mañana, 23 de julio.

Los querellantes en el proceso se declararon listos para acudir este jueves al inicio de un nuevo juicio y demostrar la culpabilidad del exjefe de Estado.

Reyes dijo que, al igual que en el primer juicio, celebrado en el 2013, “estamos con todo el deseo de demostrar de nuevo el genocidio y (la violación de) los deberes contra la humanidad que se cometieron contra la población de la etnia ixil”. Y enfatizó: “Como querellantes, estamos listos para acudir al juicio y demostrar que sí hubo genocidio en Guatemala”.

Etiquetado como: