Comicios definirán si partido oficialista podrá impulsar su agenda en Congreso

 28 febrero, 2015

San Salvador. AFP. Los salvadoreños elegirán mañana a los 84 integrantes del Congreso, un proceso que podría definir la capacidad del presidente Salvador Sánchez Cerén de impulsar sus programas de combate de la criminalidad y financiamiento de programas sociales.

En esos comicios, los 4,9 millones de ciudadanos llamados a sufragar escogerán también a los alcaldes de los 262 municipios del país y a los 20 diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacén).

“Las elecciones serán un termómetro para el Gobierno mismo; en ellas se verá reflejado el hecho de si el presidente (Salvador) Sánchez Cerén está haciendo bien las cosas. Caso contrario, será su partido el que pagará los platos rotos”, señaló el analista Dagoberto Gutiérrez.

El presidente y su partido, la antigua guerrilla izquierdista del FMLN , promueven endurecer leyes para combatir la violencia criminal, así como iniciativas para fomentar el empleo. Las elecciones definirán si Sánchez Cerén tendrá la fuerza en el Congreso para impulsar su agenda.

Una valla de propaganda del partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) en San Salvador. | EFE
Una valla de propaganda del partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) en San Salvador. | EFE

En las elecciones participan 10 partidos, pero las encuestas muestran el bipartidismo reinante, donde los protagonistas son el oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) y la Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derechista).

Mañana, los 1.595 centros de votación que albergarán 10.621 juntas receptoras de votos se abrirán a las 7 a. m. y cerrarán a las 5 p. m. (hora local).

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) adelantó que el conteo de votos será lento. Los resultados se conocerán el lunes.

Pendientes. Los sondeos señalaron varios aspectos, pero resaltaron el descontento de la población ante la mala situación de la economía y la galopante inseguridad por la violencia, especialmente la generada por las peligrosas pandillas.

“A nadie escapa el hecho de que esos problemas persisten, y el FMLN debe poner sus barbas en remojo. La gente resiente el golpe al bolsillo y la inseguridad, pero, ojo, la derecha puede ser castigada por su actitud de bloqueo a todo en la Asamblea Legislativa”, sostuvo Gutiérrez.

En las elecciones legislativas del 2012, Arena obtuvo 33 diputados contra 31 que logró el FMLN.

Esa situación permitió que el FMLN, mediante alianzas con partidos minoritarios, impulsara leyes que pudo aprobar con mayoría simple de 43 votos, que dieron espacio de gobernabilidad al presidente Sánchez Cerén.

En el Congreso, la derecha opositora ha rechazado los programas sociales que impulsa el gobierno, como la entrega gratuita de útiles y uniformes escolares en las escuelas públicas y ha intentado bloquearlos.

Para los analistas, los electores salvadoreños son ahora “más pensantes” y sopesan las propuestas de solución a los problemas de país.

El FMLN ha ofrecido trabajar por leyes que fomenten el empleo y otras que ayuden a aliviar la precaria situación económica, además prometen endurecer leyes ante la violencia delincuencial, mientras Arena promete luchar contra la corrupción en las esferas estatales.

Para el analista Antonio Martínez, los electores “deben pensar no solo si le gusta un candidato o el otro”, pues se debe “ir más allá, pensar en quién ha mostrado más interés en resolver problemas y quién ha causado estorbo”.

“Los problemas que tenemos en este país demandan a que las principales fuerzas políticas busquen entendimientos, dialoguen, de lo contrario los problemas en tres o cuatro años serán los mismos y cada quien se va tirar la bola como culpable de lo que no se hizo”, sostuvo Martínez.

Más de 20.000 agentes policiales estarán movilizados para garantizar la seguridad el día de la votación.