7 agosto, 2013

TEGUCIGALPA. acan-EFE. La Fiscalía de Honduras confirmó ayer que al menos 17 personas, entre ellas un mexicano y un nicaragüense, murieron en un enfrentamiento entre presuntos narcotraficantes ocurrido el lunes en el Caribe del país.

“Tenemos reportes de que 17 personas, entre hondureños y extranjeros, han perdido la vida”, declaró escuetamente a periodistas el director de fiscales de Honduras, Roberto Ramírez.

Agregó que en el enfrentamiento murió el supuesto narcotraficante nicaragüense Víctor Francis Centeno, de 30 años, alias El Muco.

El hecho ocurrió en la madrugada del lunes en la aldea Belén, en la región de Brus Laguna, en el departamento caribeño de Gracias a Dios, conocida popularmente como La Mosquitia.

La pelea se registró entre bandas de narcotraficantes por “el dominio de territorio”, aseguró Ramírez, quien señaló que en el hecho murieron dos hermanos hondureños. Agregó que el ciudadano mexicano, quien no fue identificado, fue “quemado y enterrado”.

El territorio de Honduras es utilizado como puente por narcotraficantes que envían cargamentos de cocaína a EE. UU. en avionetas y lanchas rápidas, que en su mayoría cruzan por la región caribeña.

Por Honduras transita el 79 % de la droga que llega a México desde Suramérica con destino a EE. UU., según autoridades de Washington. En el 2012, las autoridades hondureñas confiscaron laboratorios utilizados para fabricar drogas, más de 5.000 kilogramos de cocaína y cerca de 20.000 kilogramos de pasta de pseudoefedrina, para la fabricación de pastillas de éxtasis.