Sánchez Cerén dio informe sobre el primer año de su gestión ante el Congreso

 1 junio, 2015
El Presidente de El Salvador, Salvador Sanchez Cerén, pronuncia su discurso con el informe de su primer año de gestión presidencial ante el Congreso este lunes 1 de junio.
El Presidente de El Salvador, Salvador Sanchez Cerén, pronuncia su discurso con el informe de su primer año de gestión presidencial ante el Congreso este lunes 1 de junio.

San salvador

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, reconoció este lunes ante la Asamblea Legislativa, que, tras su primer año al frente del gobierno, la violencia en el país continúa siendo una de sus mayores preocupaciones.

“No es tarea fácil erradicar este mal”, dijo a parlamentarios.

Hace un año, en su acto de investidura, prometió que el Gobierno combatiría “la delincuencia en todas sus formas, con todos los instrumentos legales y coercitivos del Estado”.

Pero hoy el presidente de El Salvador reconoció que el Gobierno tiene “una profunda preocupación generada por la violencia” y mostró su “determinación de actuar con firmeza para erradicar este mal” durante su legislatura, que finaliza en 2019.

Pidió apoyo al parlamento “con la aprobación de leyes que fortalezcan la lucha contra la delincuencia”.

Recordó que con la finalidad de erradicar la violencia el Gobierno creó el Consejo de Seguridad Ciudadana y Convivencia, en el que participan representantes de la empresa privada, alcaldías, iglesias y organizaciones sociales e institucionales del Estado, con el apoyo de Naciones Unidas, la Organización de los Estados Americanos y la Unión Europea.

Por otro lado, el jefe del Estado salvadoreño, se mostró “satisfecho” con el resultado de su gestión. “La palabra empeñada ante ustedes y el pueblo salvadoreño ha sido cumplida”, dijo.

Aseguró que el Ejecutivo está “avanzando por el camino correcto” y explicó a la Asamblea que “hay razones que sustentan" su “optimismo y confianza”, tras un año de gobierno.

El estadista informó de que al cierre de 2014 la economía creció 2%, superando así los niveles de los años anteriores, y confió en que el país alcanzará un crecimiento del 2,5 % a finales del 2015, “cifra cercana” a la estimación del Fondo Monetario Internacional.

Destacó la disminución de la inflación, la reducción en un 32 % en las tarifas de la energía eléctrica y el aumento de las remesas, “ favoreciendo la economía familiar ” .

Además, subrayó que con la Banca Estatal de Desarrollo se otorgaron 452 millones de dólares en créditos productivos a familias de escasos recursos y microempresas.

El presidente incluyó esto en un informe de gestión sobre su primer año de gobierno, donde también reportó los resultados de la puesta en marcha del programa Banca Mujer, que beneficia a 1.234 empresarias salvadoreñas.

Destacó así el “ fortalecimiento ” de micro, pequeñas y medianas empresas con un aporte por parte del Gobierno de 115 millones de dólares en financiación y asistencia técnica.

En el sector turismo aseguró que “ hay buenas noticias ” , ya que el gobierno espera recibir 2 millones de visitantes y generar 1.300 millones de dólares al cierre del 2015, siguiendo la proporción actual.

Se mostró “ satisfecho ” con el trabajo desarrollado por el Ministerio de Agricultura, y con el cumplimiento “ íntegro ” del Pacto Nacional por el Café, para el cual, aseguró “se han invertido” 97 millones de dólares.

Por otra parte, destacó la inversión en infraestructuras, con la remodelación y “modernización” del aeropuerto Monseñor Óscar Arnulfo Romero y la puesta en marcha de la primera fase del SITRAMSS, autobuses de nueva generación para desplazamientos dentro del país.

Destacó que “estas dos obras” contaron con una inversión de 42 millones de dólares y generaron 2.350 empleos.

Entre los “logros” de su primer año de gobierno, Sánchez Cerén resaltó las gestiones con la inversión privada “para atraer nueve empresas extranjeras” y 22 proyectos de expansión en empresas existentes, con una inversión de 414 millones de dólares y la creación de “más 8.000 empleos directos”.

Recordó también las políticas educativas implementadas por su gobierno e insistió en que “la educación es una prioridad para evitar otros males”.

En este sentido, subrayó el programa “sin precedentes” Una Niña, Un Niño, Una Computadora, del que son beneficiarios 84.000 estudiantes, con 6.491 ordenadores “a su disposición” , cifra que prevé ampliar a 50.000 en 2015.

Respecto a la política sanitaria destacó la inversión de 62 millones de dólares en infraestructura para 94 establecimientos de salud, y la creación de 1.257 plazas de personal sanitario.

“Quiero también destacar la inauguración del moderno Centro Oftalmológico Nacional, en San Vicente, gracias al fortalecimiento de las relaciones con la hermana República de Cuba”, manifestó el mandatario.

A pesar de los éxitos que promovió, se mostró “preocupado” por la pobreza existente, a pesar de que la tasa ha disminuido.

Recordó que el índice de pobreza pasó de un 24,9 % en 2009 a un 20 % en 2014, mientras la pobreza extrema bajó de 10,5 % a 6,2 %, en el mismo período.

Sánchez Cerén aseguró que su gobierno “seguirá trabajando” para responder a los desafíos y demandas “más sentidas” de la población, entre las que destacó la seguridad y el desarrollo social y económico.

“Si en un año logramos estos importantes avances, estoy seguro de que al finalizar el quinquenio tendremos un país mejor”, manifestó“.

Ratificó que continuará con un gobierno ”de concertación" y de diálogo con todas las fuerzas políticas, económicas y sociales.

Etiquetado como: