Se lamentó del equipo de gobierno que 'pide permiso' a sus candidatos para hablar o no

 31 julio, 2013

Tegucigalpa (EFE).

 Porfirio Lobo es el presidente de HOnduras. | ARCHIVO.
Porfirio Lobo es el presidente de HOnduras. | ARCHIVO.

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, se quejó el miércoles de la deslealtad de sus funcionarios, porque a menos de seis meses de que concluya su mandato (y a cuatro de las elecciones generales) antes de decir algo le preguntan a su candidato presidencial.

"El último año de gobierno es medio complicado, el funcionario le pregunta primero a su candidato si pueden decir algo o no, aunque sean del equipo de gobierno", manifestó a periodistas el mandatario.

Agregó que "No entienden que la lealtad es con su gobierno y que tienen que defender su gobierno".

Lobo asumió el poder el 27 de enero de 2010 para un período de cuatro años; es líder del conservador Partido Nacional y durante el miércoles recordó que al llegar a la presidencia asumió un "tremendo despelote", por la crisis política derivada del golpe de Estado del 28 de junio de 2009, al entonces presidente hondureño, Manuel Zelaya.