Obama pide al Congreso aprobar asistencia inmediata para el gobierno de Kiev, en caso de ser necesario

 3 marzo, 2014

Washington

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo hoy que si Rusia continúa en la trayectoria actual con respecto a Ucrania, analizará medidas económicas y diplomáticas para aislar al gobierno de Vladimir Putin.

El mandatario sostuvo en la Casa Blanca, donde se reunió con el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, que Rusia se está situando en el lado erróneo de la historia con su intervención militar en la región ucraniana de Crimea.

El gobernante estadounidense dijo que la mayor parte de la comunidad internacional está de acuerdo en que los pasos que ha dado Rusia constituyen una violación de las leyes internacionales y de los compromisos que ese país ya había adoptado para respetar la integridad territorial de Ucrania.

“Si Rusia continúa en la trayectoria actual, Estados Unidos tomará una serie de medidas económicas y diplomáticas para aislar a ese país”, aseguró el presidente.

Antes el Departamento de Estado indicó que es muy probable que adopte sanciones económicas si Rusia continúa manteniendo bajo control militar la península de Crimea.

El presidente de Estados Unidos lanzó advertencias a Rusia para que se retire de la península de Crimea, parte del territorio de Ucrania.
El presidente de Estados Unidos lanzó advertencias a Rusia para que se retire de la península de Crimea, parte del territorio de Ucrania.

Obama, que ha elevado el tono de sus advertencias, dijo que este tipo de medidas tendrán un impacto negativo para la economía rusa y para su posición en el mundo. Además, recordó la posibilidad de suspender las reuniones preparatorias de la cumbre del G8, que se debería celebrar en junio en Sochi (Rusia).

El presidente estadounidense volvió a recordar hoy los vínculos que Rusia tiene con Ucrania, y en especial con Crimea y las regiones del este, pero aseguró que eso no puede ser excusa para que Rusia actúe con “impunidad” y despliegue soldados violando principios básicos.

Obama confió en que la tensión puede aminorar y advirtió de que si Rusia no detiene su postura intervencionista en Ucrania le saldrá caro con el paso del tiempo.

Asimismo, propuso al Congreso trabajar conjuntamente para proveer al nuevo gobierno interino en Kiev de asistencia inmediata, algo que confió pueda realizarse nada más se reanude el trabajo del legislativo y dejando de lado el partidismo.

Obama también pidió al presidente ruso, Vladimir Putin, que se avance en las propuesta de mediación internacional para que se consiga un acuerdo satisfactorio para el pueblo de Ucrania.

El presidente recordó que este es el momento para que Rusia elija entre la diplomacia y el uso de la fuerza.

Hasta ahora, Naciones Unidas y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) han ofrecido el envío de observadores con el objetivo de rebajar la tensión en Crimea, donde militares rusos han conseguido aislar toda la región del resto de Ucrania, sin que por el momento se hayan producido enfrentamientos armados.

Etiquetado como: