El domingo 2 de febrero, 4,9 millones de salvadoreños deberán elegir al próximo gobernante

 25 enero, 2014

San Salvador (AFP).

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, pidió este sábado que cuando concluya su mandato, el 31 de mayo, sigan vigentes los programas sociales que favorecen a los pobres.

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, llamó a consultas a la embajadora de El Salvador en Taiwán, Marta Chang Tsien.
El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, llamó a consultas a la embajadora de El Salvador en Taiwán, Marta Chang Tsien.

"Yo lo que estoy pidiendo es que aquellos programas por los cuales el gobierno se ha fajado (luchado), ha destinado recursos y ha destinado obras que están favoreciendo a los más pobres, esos programas deben continuar por lo menos cinco años más", comentó Funes en su programa Conversando con el Presidente, que transmite Radio Nacional.

El mandatario aclaró que al abogar por el mantenimiento de los programas sociales no está incitando a votar por el FMLN, la exguerrilla izquierdista del Frente Farabundo Martí por la Liberación Nacional.

Funes reaccionó luego de que el viernes la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia ordenó a todos los funcionarios públicos abstenerse de participar en la campaña proselitista para las elecciones presidenciales del 2 de febrero.

La Corte dictó la prohibición al admitir una demanda contra un decreto presidencial que permitía a los funcionarios del Poder Ejecutivo participar bajo ciertos lineamientos en la campaña electoral.

Funes, que bajo la bandera del FMLN asumió la presidencia el 1° de junio del 2009, deberá entregar el poder al candidato que resulte ganador en la contienda.

Para que una decena de programas sociales, entre los que figuran la atención a mujeres, estudiantes de escuelas públicas y a personas de la tercera edad, queden en forma permanente, Funes espera que la próxima semana el Congreso apruebe una ley especial.

Según el más reciente informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en el 2012 el 40,7% de la población de El Salvador vivía en la pobreza, 11,3% de ellos en pobreza extrema.

El domingo 2 de febrero, 4,9 millones de salvadoreños deberán elegir al próximo gobernante. Si ninguno de los cinco contendientes obtiene mayoría absoluta, los dos candidatos más votados deberán ir a una segunda ronda, el 9 de marzo.