Efectivos realizaron casi 100 arrestos de personas ligadas al grupo delictivo en la ciudad de Santa Ana

 8 septiembre
Uno de los integrantes detenidos en Los Ángeles por sospechas de integrar la MS-13.
Uno de los integrantes detenidos en Los Ángeles por sospechas de integrar la MS-13.

San Salvador

Las autoridades salvadoreñas asestaron un nuevo golpe a las finanzas de la Mara Salvatrucha, al desmantelar dos estructuras que se encargaban de lavar el dinero producto de las extorsiones y arrestar a casi un centenar de personas vinculadas con la pandilla.

El director de la Policía Nacional Civil, comisionado Howard Cotto, destacó este viernes, en conferencia de prensa, que esta es la acción más fuerte en lo que va del año para golpear la "capacidad logística y financiera" de la Mara Salvatrucha (MS-13).

En un operativo en la ciudad de Santa Ana, a 56 kilómetros al oeste de la capital, se realizaron casi 100 arrestos de personas ligadas a la pandilla, entre ellas un abogado que se encargaba de "liberar de acusaciones penales a los miembros de la MS-13" y un prestamista que movía parte del dinero producto de las extorsiones, dijo Cotto.

El fiscal general Douglas Meléndez explicó que el abogado, identificado como José Ernesto Carranza, no será procesado por ser el defensor de los pandilleros sino por cometer ilícitos al traspasar la línea de "abogado defensor y pasar a ser parte de la estructura criminal".

Agregó que giraron órdenes de captura contra cuatro policías, pero solo detuvieron a uno.

Detalló que uno de estos policías, que estaba vinculado con la investigación, pasaba información a los pandilleros por lo que lo enviaron a otra sede policial. "Lo que hizo fue pedir permiso y en este momento estaba trabajando con el abogado Carranza", dijo el fiscal. El Policía, que también es abogado, fue identificado como Carlos Alfredo Contreras y laboraba en la División de Investigaciones Criminales.

La Policía, acompañada por la Fiscalía General, allanó 41 negocios, entre ellos una cadena de pequeños restaurantes de comida rápida, talleres mecánicos, tiendas de abarrotes y pastelerías donde la pandilla invertía el dinero de origen ilegal.

Cotto explicó que en un principio la pandilla extorsionaba a los dueños de estos negocios hasta que terminaron convirtiéndose en socios o dueños.

En los allanamientos se decomisaron más de $50.000 en efectivo, 70 vehículos –entre ellos varios de lujo– y 15 armas de fuego.

Los ataques contra la pandilla arreciaron tras la reciente visita del secretario de Justicia de Estados Unidos, Jeff Sessions. Estados Unidos ha señalado al grupo como una organización criminal trasnacional.

El 29 de julio, durante la llamada Operación Jaque, fueron capturados 77 pandilleros, entre ellos los principales cabecillas de la Mara Salvatrucha y se incautaron 106 vehículos, entre ellos 28 autobuses del transporte colectivo.

También se inmovilizaron las operaciones de talleres mecánicos, restaurantes, auto moteles y cervecerías y se congelaron decenas de cuentas bancarias.

Etiquetado como: