Se le considera el principal organizador de actos violentos en contra de grupos civiles

 18 octubre, 2014
Romero cayó en horas de la madrugada en una zona de bares y restaurantes. Andaba armado.
Romero cayó en horas de la madrugada en una zona de bares y restaurantes. Andaba armado.

La Policía Federal mexicana capturó este sábado a Mario Alberto Romero Rodríguez, considerado número dos del cártel de los Caballeros Templarios, el grupo del crimen organizado más poderoso en el violento estado de Michoacán, al occidente del país.

Según informó el gobierno federal en un comunicado, Romero, de 48 años, es considerado uno de los personajes más cercanos a Servando Gómez, alias 'La Tuta', líder de los Templarios.

Romero dirigía las operaciones del cártel en el área de Apatzingán, la zona más violenta del estado, epicentro del grupo delictivo y donde surgieron hace año y medio los grupos de autodefensa civil que se alzaron en armas contra el crimen organizado.

Al detenido se le considera el principal organizador de actos violentos en contra de estos grupos civiles, como fueron los bloqueos e incendios de vehículos ocurridos el pasado 5 de enero en Antúnez, en los que se utilizó, bajo amenaza, a la población civil para que participara en dichos eventos, añade la nota.

También se le acusa de participar en el ataque con granadas contra el hotel donde se alojaban las fuerzas federales en el municipio de Los Reyes y de orquestar la emboscada a elementos de ejército mexicano en el poblado Las Anonas, municipio de Apatzingán, en el que falleció un soldado y cinco resultaron heridos.

Esta es la más reciente de una serie de detenciones de las fuerzas federales que parecen estrechar el cerco en torno a 'la Tuta', el capo más buscado en estos momentos en México.

Su cártel, uno de los más importantes en el tráfico de metanfetaminas, lleva años ejerciendo control sobre Michoacán e infiltrándose en todo tipo de autoridades, extorsionando y generando terror entre la población.

Desde principios de 2014 el gobierno federal se hizo cargo de la seguridad en el estado y legalizó a algunos de los grupos de civiles en armas.

Los uniformados lo arrestaron en Ciudad de México, en un bar de La Condesa, un concurrido barrio de restaurantes y bares.

Romero, apodado "El Tucán", huyó en enero pasado de Nueva Italia, donde vivía, en medio de una cruenta balacera cuando entraron grupos de milicianos armados para recuperar el pueblo tomado por él y sus secuaces.

En junio de 2013 había sostenido un enfrentamiento con elementos de las divisiones de la policía federal en el municipio de Los Reyes, donde atacó con granadas de fragmentación el hotel en el que se hospedaban los uniformados.

Romero Rodríguez también fue quien organizó bloqueos e incendios de vehículos ocurridos en enero para impedir el avance de las autodefensas, ahora legalizadas como policías rurales de la región.

Al momento de su detención le incautaron una arma corta, dos cargadores abastecidos y cerca de un kilo de una sustancia parecida a la droga sintética, añadió la comisión.

Los líderes del cártel de Los Caballeros Templarios, que operó durante años a sus anchas con la complicidad de las autoridades en Michoacán, han sido detenidos o abatidos en su mayoría, con excepción de Servando Gómez "La Tuta", un exmaestro normalista buscado por las autoridades incluso en cuevas de la región.