Denuncia 'manipulación de la Justicia' por medio de la Cicig

 25 octubre, 2015
El expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina asistió a una audiencia este martes en la que el juez Miguel Ángel Gálvez dio su veredicto. | AP
El expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina asistió a una audiencia este martes en la que el juez Miguel Ángel Gálvez dio su veredicto. | AP

Ciudad de Guatemala

El expresidente de Guatemala Otto Pérez (2012-2015), en prisión preventiva por corrupción, acusó este sábado a Estados Unidos de orquestar una conspiración en su contra para provocar su caída en septiembre y posterior encarcelamiento.

En una entrevista con el canal por internet RT, Pérez afirmó que Washington presionó por la permanencia de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y su extensión a El Salvador y Honduras.

La Cicig, junto con la Fiscalía guatemalteca, revelo el 16 de abril la existencia de una estructura de defraudación en las aduanas que provocó la renuncia y prisión preventiva de Pérez y su entonces vicepresidenta, Roxana Baldetti.

"Aquí en Guatemala lo que ha habido es una manipulación de la Justicia a través de la Cicig para los intereses que en este caso tiene Estados Unidos", afirmó el mandatario desde el cuartel militar Matamorros, donde está detenido.

Pérez reveló que el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, en cuatro ocasiones le insistió en que "la Cicig debería de quedarse en Guatemala y extenderse a Honduras y el Salvador".

Asimismo, aseguró que la permanencia de esa Comisión "era una condición para que pudieran continuar con el Plan de la Alianza para la Prosperidad de los países del Norte de Centroamérica", que agrupa a El Salvador, Guatemala y Honduras.

La Alianza para la Prosperidad es un millonario plan de ayuda norteamericana a esos tres países centroamericanos para combatir las causas de la migración a Estados Unidos.

"El plan busca frenar la migración hacia Estados Unidos, pero ellos toman ese tema y lo agarran para tener una injerencia y un control mayor en nuestros países", afirmó.

Incomodidad de EE. UU. Además, sostuvo que Estados Unidos estaba incómodo con su gobierno por la propuesta de legalizar las drogas que lanzó en febrero del 2012, días después de asumir el cargo.

"Estados Unidos consume (drogas) y en lugar de luchar para bajar el consumo, luchan aquí en nuestros países y nos obligan a hacer una lucha que es de ellos. Los dólares y las armas vienen de Estados Unidos y nos toca a nosotros poner los muertos, la violencia y la inseguridad", declaró.

Agregó que Washington está preocupado por la presencia creciente de China en la región, en especial a través de Nicaragua, que los lleva "a querer extender su injerencia en los países de Centroamérica".

Pérez insistió en su inocencia y afirmó que guarda prisión preventiva "sin ningún argumento y sin ninguna prueba que tenga sustento".