Discurso ante líderes mundiales tuvo énfasis en lo social y económico

 26 septiembre, 2015

Nueva York. AFP. El papa Francisco conmovió y asombró este viernes a Nueva York, en un inolvidable día que incluyó un baño de multitudes en Central Park, un fuerte mensaje en la ONU contra la opresión financiera al mundo y emotivas visitas al monumento del 1 [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20150925_0009]]1 de setiembre[[END:INLINEREF]] y a una escuela.

Llegado el jueves por la tarde procedente de Washington , el Sumo Pontífice argentino revolucionó la Gran Manzana y se despedía a toda orquesta con una misa para 20.000 personas en el Madison Square Garden.

La intensa jornada de Francisco en Nueva York tuvo momentos de intensa emoción; por ejemplo, su cálido encuentro con niños e inmigrantes en una visita a la escuela Our Lady Queens of Angel de East Harlem, tradicional barrio de mayoría latina.

Entre los niños de los colegios que se reunieron con el Papa, estaban Benjamín Grassia, de 9 años y de padres argentinos, y Emely Rodríguez, de 8, y de madre ecuatoriana y padre dominicano. El Papa estuvo también con menores migrantes latinoamericanos no acompañados que reciben apoyo de Caridades Católicas y recibió varios regalos de humildes trabajadores.

“Sé que uno de los sueños de sus padres, de sus educadores, es que ustedes puedan crecer con alegría. Siempre es muy bueno ver a un niño sonreír. Acá se los ve sonrientes: sigan así y ayuden a contagiar la alegría a todas las personas que tienen cerca”, les dijo a todos.

Luego, miles de personas ovacionaron a Francisco al paso de su papamóvil en una procesión por Central Park que tuvo lugar bajo un griterío ensordecedor.

Quinta presentación. La agenda de Francisco en Nueva York comenzó con su esperada presentación en la sede de las Naciones Unidas, la quinta de un papa en la sede de la organización internacional, luego de las de Pablo VI en 1965, Juan Pablo II en 1979 y 1995, y Benedicto XVI en el 2008.

Su discurso tuvo un fuerte acento en lo económico y social , con un reclamo para evitar la exclusión y una defensa del derecho al “techo, trabajo y tierra”, pero también pidió un acuerdo “eficaz” sobre cambio climático.

En medio de la crisis de la deuda externa que afecta a Grecia y las medidas draconianas de austeridad reclamadas por sus acreedores, el papa Francisco pidió a los “organismos financieros internacionales velar por el desarrollo sostenible de los países y la no sumisión asfixiante de estos a sistemas crediticios”.

“Lejos de promover el progreso, someten a las poblaciones a mecanismos de mayor pobreza, exclusión y dependencia”, recalcó en español.

Primer papa del continente americano , Francisco cargó con fuerza contra un flagelo que afecta principalmente a su región: el narcotráfico, que “silenciosamente viene cobrando la muerte de millones de personas”, en referencia a los que sufren en países de América Central y México.