Pide a los Gobiernos del área garantizar derechos fundamentales de los menores

 1 julio, 2014

Tegucigalpa

El sistema de las Naciones Unidas expresó el martes “su profunda preocupación” por la situación de los menores centroamericanos detenidos en albergues de Estados Unidos, y llamó a los Gobiernos de la región para que garanticen los derechos fundamentales de los niños.

“Por su condición de personas que requieren protección especial y la garantía de todos sus derechos humanos, ellas y ellos son sumamente vulnerables a peligros como la trata de personas, robos, secuestros, violaciones y asesinatos en su camino por las fronteras ” , indicó en un comunicado Naciones Unidas difundido este martes en Tegucigalpa.

La migración centroamericana “es multicausal” , señaló la ONU, que destaca que la pobreza, la inseguridad y la necesidad de reencontrarse con sus padres son algunas de las causas que obligan a los niños a viajar sin compañía a Estados Unidos.

Muchos de los menores “escapan de la persecución y reclutamiento por parte de pandillas y otros grupos delictivos, de la violencia en sus comunidades y hogares, y de la pobreza y desigualdad” , subrayó la ONU, que cita un informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Leoncio Velásquez, originario de Tegucigalpa, muestra las fotos y los pasaportes con los cuales viajó a Estados Unidos en los años 80. Ahora, son menores quienes migran para huir de las pandillas.
Leoncio Velásquez, originario de Tegucigalpa, muestra las fotos y los pasaportes con los cuales viajó a Estados Unidos en los años 80. Ahora, son menores quienes migran para huir de las pandillas.

Unos 90 niños sin compañía cruzan diariamente la frontera suroeste de Estados Unidos y ya suman unos 52.000 los menores detenidos en los últimos meses tras entras a ese país, según datos del Gobierno estadounidense.

Interés prioritario. Para la ONU es de “suma importancia” asegurar que los procedimientos migratorios de los países de origen, tránsito y destino “se ejecuten bajo la guía del principio del interés superior de los niños” , y “faciliten la apropiada asistencia consular” a los menores.

También es necesario "ampliar la capacidad de asistencia a la población migrante, desplazada y en movilidad, y mejorar los programas de recepción, protección, atención e integración para las personas retornadas ” , añade el documento.

En ese sentido, las Naciones Unidas exhortó a los gobiernos centroamericanos a que “garanticen de forma integral los derechos humanos (de los menores) en apego a los estándares internacionales y, en particular, los derechos a la vida y a la integridad física” .

En el caso puntual de Honduras, la ONU reconoce “los esfuerzos” del Gobierno por “asegurar la inclusión social de su población y universalizar la educación para ampliar las oportunidades de trabajo digno” .

No obstante, insta al gobierno del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, a profundizar esos esfuerzos y aquellos otros encaminados a “garantizar la protección de sus habitantes, especialmente las víctimas de violencia que se desplazan de manera forzada dentro y fuera del país” .

La ONU reiteró su “compromiso” para buscar soluciones y acompañar al Gobierno hondureño en “sus esfuerzos de protección y atención a la población desplazada” y ofreció su apoyo a las estrategias para “enfrentar eficazmente las causas” que obligan a la población a abandonar su país.

La Naciones Unidas también alabó la decisión de Estados Unidos de tratar el problema como “emergencia humanitaria” y destacó el noble gesto humanitario” de los países impactados por el fenómeno.