Nueva York debió flexibilizar medidas ante fuertes críticas de la Casa Blanca

 28 octubre, 2014
Varios miembros de un equipo de asistencia de la comunidad de Stratford, en Nueva York, repartieron información ayer sobre el ébola. | AFP
Varios miembros de un equipo de asistencia de la comunidad de Stratford, en Nueva York, repartieron información ayer sobre el ébola. | AFP
cifras

10.000

Casos reportados. Personas que se han infectado con ébola en el brote que salió a la luz en marzo. Casi la mitad han muerto.

8

Países afectados. Se trata de Liberia, Sierra Leona, Guinea, Nigeria, Estados Unidos, Senegal, España y Malí.

Nueva York. AFP. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, criticó ayer las medidas restrictivas impuestas a los trabajadores humanitarios a su regreso de misiones en África para combatir el ébola , por considerar que carecen de “base científica”.

“Los trabajadores de la salud de regreso (del oeste de África) son personas excepcionales, que dan de sí mismos para ayudar a la humanidad”, subrayó Ban.

“No deberían ser sometidos a restricciones que no tienen base científica”, añadió.

Los estados de Nueva York, Nueva Jersey e Illinois instauraron entre el viernes y domingo una cuarentena obligatoria para todos los viajeros que hayan tenido contacto con enfermos en África , luego de que la semana pasada se detectó un caso de ébola a un médico en Nueva York, el primero en esa ciudad .

A raíz de las intensas críticas y bajo la presión de la Casa Blanca, el estado de Nueva York flexibilizó estas reglas el domingo.

Las autoridades de salud estadounidenses recomendaron ayer a las personas con alta exposición al ébola, que eviten viajar en transportes públicos y asistir a lugares con alta concentración de personas, aun si no presentan síntomas.

Molestia. Una enfermera que regresaba de Sierra Leona fue puesta en cuarentena el viernes, aunque no presentaba ningún síntoma.

La trabajadora se quejó de haber sido tratada “como una criminal” a su llegada al aeropuerto de Newark, cerca de Nueva York, y pasó el fin de semana en cuarentena en una tienda de campaña junto a un hospital donde no tenía ni ducha ni baño con agua.

Incluso, ayer más de 100 activistas, profesionales e investigadores en salud pública firmaron una misiva con el propósito de parar la “histeria” con la que creen que los gobernadores de Nueva York y de Nueva Jersey, Andrew Cuomo y Chris Christie, actuaron para contener el ébola en estos estados.

El aislamiento dura usualmente 21 días, plazo máximo para la incubación del virus, pero ante la presión de la Casa Blanca, las autoridades de Nueva Jersey aceptaron el lunes levantar la cuarentena de esa enfermera.

El virus solo se transmite por el contacto directo con fluidos corporales de las personas que presentan síntomas. La epidemia de ébola ha dejado cerca de 5.000 muertos este año, principalmente en Liberia, Sierra Leona y Guinea.

Mientras tanto, el coordinador de la Unión Europea para la lucha contra el ébola, Christos Stylianides, afirmó ayer que son necesarios 40.000 voluntarios y 5.000 camas para combatir la fiebre hemorrágica.

El funcionario informó de que la Unión aumentó a 800 millones de euros el dinero comprometido para combatir el virus.