7 octubre, 2015
La bandera de Médicos Sin Fronteras (MSF) a media asta en su sede de Ginebra, Suiza, en señal de duelo por las víctimas del bombardeo estadounidense perpetrado el sábado contra un hospital en Kunduz.
La bandera de Médicos Sin Fronteras (MSF) a media asta en su sede de Ginebra, Suiza, en señal de duelo por las víctimas del bombardeo estadounidense perpetrado el sábado contra un hospital en Kunduz.

Washington

Barack Obama telefoneó este miércoles al presidente de Médicos Sin Fronteras (MSF) para "disculparse" tras el bombardeo por parte de Estados Unidos contra un hospital de la organización en Kunduz, Afganistán.

Obama llamó al titular de MSF en la mañana del miércoles para "disculparse y ofrecer sus condolencias", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

El Ejército de Estados Unidos reconoció este martes haber bombardeado "por error" este hospital el fin de semana pasado, causando la muerte de 22 personas.

El vocero agregó que Obama, quien también habló con el presidente afgano Ashraf Ghani, se comprometió a que se lleve a cabo una investigación "completa y transparente".

Interrogado acerca del pedido de MSF para que se realice una investigación internacional, Earnest dijo que Obama confiaba en el Pentágono para realizar una investigación "transparente y objetiva".

Tres investigaciones, una estadounidense, una afgana y una integrante de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), ya fueron diligenciadas sobre este caso, pero MSF, que tilda al ataque de "crimen de guerra", dijo este miércoles que "no confía en una investigación militar interna".