15 septiembre, 2015

Washington

El presidente estadounidense Barack Obama recibirá a su homólogo chino Xi Jinping el 25 de setiembre en la Casa Blanca, en medio de las inquietudes por el desempeño de la economía del gigante asiático y las tensiones por las acusaciones a Pekín de piratería informática.

La visita permitirá reforzar la cooperación entre los dos países pero permitirá también "abordar los puntos de desacuerdo de manera constructiva", según los términos escogidos por la Casa Blanca para presentar la reunión.

El rey Felipe (der.) y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunieron este martes en el despacho oval de la Casa Blanca.
El rey Felipe (der.) y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunieron este martes en el despacho oval de la Casa Blanca.

El encuentro se produce en un contexto de tensiones entre los dos países debido a recientes casos de piratería informática, como el robo de datos personales de millones de empleados federales estadounidenses, atribuidos a China por la prensa.

Obama, dijo el viernes que los ciberataques desde China son "inaceptables" e indicó que buscará acordar con su homólogo chino algunas normas para frenar la escalada de esos episodios.

China ha calificado las acusaciones estadounidenses de "irresponsables" y regularmente reprocha a Washington su hipocresía, al denunciar el vasto sistema de vigilancia mundial puesto en marcha por las agencias de inteligencia estadounidenses.

Sin embargo, no solo el tema del espionaje informático complica las relaciones entre los dos países. Washington ha denunciado un plan de expansión de instalaciones militares por parte de Pekín en el mar de China del Sur, escenario de rivalidades territoriales con sus vecinos, a menudo aliados de Estados Unidos.

"Con estas acciones, China está alterando de forma unilateral la situación en la región y, con eso, complicando iniciativas diplomáticas que podrían bajar las tensiones", señaló a fines de agosto el Pentágono.

Etiquetado como: