Ya han muerto 13 personas y se reportan 57 hospitalizados

 24 octubre, 2013

Nicaragua

 Zancudo Aedes aegypti hembra transmite el virus del dengue. Se caracteriza por resistir altas y bajas temperaturas, así como grandes alturas. | ARCHIVO
Zancudo Aedes aegypti hembra transmite el virus del dengue. Se caracteriza por resistir altas y bajas temperaturas, así como grandes alturas. | ARCHIVO

Nicaragua declaró este jueves una "alerta roja sanitaria" para enfrentar una epidemia de dengue "como una situación de desastre mayor" tras la muerte de 13 personas y otras 57 hospitalizados en "estado crítico", informó la portavoz de la Presidencia, Rosario Murillo.

"No podemos seguir enfrentando (la epidemia) en un contexto de situación normal, tenemos que verla como desastre y enfrentarla como una situación de desastre mayor", dijo Murillo en una comparecencia ante medios oficiales.

Murillo anunció que con la muerte de una joven de 15 años en un barrio de Managua en la tarde del jueves, suman 13 fallecidos por esta enfermedad, lo que es "doloroso" para las familias.

Seis de las 13 víctimas fatales ocurrieron desde el viernes pasado, y un promedio de 90 pacientes acuden diario a las unidades de salud, según los reportes de las autoridades, que han advertido de un repunte agresivo de la epidemia.

Un total de 4.272 personas se han contagiado con el dengue y otras 57 están hospitalizados "en estado crítico", según el informe oficial de autoridades de salud.

El secretario del Sistema Nacional de Prevención y Mitigación ante el Desastre (Sinapred), Guillermo González, admitió que "no se tiene control sobre el vector (mosquito) lo que coloca en alto riesgo a la población en general".

La alerta roja comprende una serie de acciones necesarias para "la preservación de la vida" con una movilización masiva de personal de salud y brigadas comunitarias para detectar los casos sospechosos de dengue y remitirlos a los centros de salud, indicó González.

A partir del viernes más de 5.000 brigadistas de salud por cada uno de los siete distritos en que se divide la capital se movilizaran para tareas de fumigación, distribución de larvicida y limpieza de los potenciales criaderos del mosquito.

Los equipos de fumigación disponibles se concentraran en la capital, donde la epidemia esta golpeando más fuerte, con mas de 1.500 enfermos, según las disposiciones.

Etiquetado como: