Gobierno busca restaurar daños, con ayuda de Venezuela, Ecuador y Cuba

 14 abril, 2014

Managua. AFP. Nicaragua empieza hoy con la reconstrucción en 17 ciudades que resultaron afectadas por los dos terremotos de la semana pasada , la mitad de las cuales están cerca del lago Xolotlán, que atraviesa fallas sísmicas activas y mantiene en alerta a las autoridades.

“El presidente Daniel Ortega ordenó levantar con todos los detalles la situación de daños en los municipios más afectados, de manera que podamos desarrollar un programa de reconstrucción”, afirmó la vocera del Gobierno, la primera dama, Rosario Murillo.

El Gobierno planea restaurar los daños y asistir a los damnificados con recursos propios, la cooperación de países amigos como Venezuela , que ya mandó un avión con alimentos, medicinas y frazadas, así como Ecuador y una empresa privada nicaragüense.

Se mantiene la alerta roja, decretada la madrugada del viernes anterior, por considerar que el peligro sísmico aún no ha pasado y que no es conveniente que la población baje la guardia.

“El temblor dejó más de 2.000 viviendas dañadas total o parcialmente y más de 700 edificios con fisuras, entre ellos varios hospitales”, manifestó Murillo.

La asistencia será dirigida principalmente a las ciudades de Nagarote, Mateare y Managua, situadas a orillas del lago Xolotlán.

Trabajadores municipales levantaron escombros el 11 de abril, en una de las zonas que fue afectada por los sismos de la semana pasada. | AFP.
Trabajadores municipales levantaron escombros el 11 de abril, en una de las zonas que fue afectada por los sismos de la semana pasada. | AFP.

Movimientos. El primer terremoto, de 6,2 grados en la escala de Richter y a 10 kilómetros de profundidad, ocurrió el jueves a 20 kilómetros al norte de la capital, cerca del pequeño volcán Apoyeque, según lo indicó el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

El segundo temblor, de 6,1 grados, el cual se registró el viernes a 60 kilómetros al suroeste de Managua, en las cercanías del volcán Momotombo, situado también a orillas del Xolotlán. Los movimientos telúricos dejaron un muerto y 38 heridos.

Ambos temblores fueron seguidos por más de 1.000 réplicas de menor magnitud, que el sábado bajaron de intensidad. Ayer, el Ineter registró más de 30 sismos de baja magnitud, pero escasa profundidad, cercanos a los volcanes Momotombo y Apoyeque y frente a las costas del Pacífico nicaragüense, lo que motivó que la población de la zona se mantuviera intranquila.

El Ineter informó de que desplegó varias brigadas de expertos en la zona de mayor afectación para recabar información geológica y macrosísmica, mientras esperaba la llegada del director del Centro Nacional de Investigación Sismológica de Cuba, Vladimir Moreno, así como expertos cubanos y venezolanos ayudarán a evaluar la situación.

Etiquetado como: